Archivo | septiembre, 2013

Lecciones de pesca

28 Sep

Mame, amiga y responsable de la Librería Rayuela  ha puesto una vez más en mis manos un libro delicioso:  “Lecciones de pesca”, un cuento con los colores de la infancia que me ha hecho recordar  otros leídos hace muchos años.
¿Un cómic, un álbum ilustrado?. Lo cierto es que lo abrí pensando que se trataba de un álbum : su formato , cubiertas y guardas me inducían a pensar eso, pero a medida que avanzaba en la lectura descubri las viñetas y bocadillos que asociamos irremediablemente al cómic. En cualquier caso se trata de un gozoso híbrido en el que encontramos humor, ironía y una profunda reflexión sobre la vida.

La historia se inicia con una plácida estampaEn un pequeño puerto de la costa occidental, un hombre pobremente vestido duerme la siesta tumbado en su barca de pesca. Frente a él, un turista muy elegante, toma fotos de la escena despertando al viejo marinero al que somete a un intenso interrogatorio sobre su actividad pesquera. Como en el antiguo cuento de la lechera, el turista comienza a imaginar las magníficas ganancias que podría llegar a atesorar el pescador si dedicara a su trabajo un mayor número de horas. El final lo dejo sin desvelar.

El texto , adaptación de un relato realizado por del Premio Nóbel de literatura Heinrich Böll con motivo del Día del Trabajo, es claro y expresivo permitiendo una lectura teatralizada que hará sin duda las delicias de los oyentes. La viveza de las  ilustraciónes de Emile Bravo completan la narración estimulando el análisis los distintos estados de ánimo del protagonista que pasa de la irritación a la curiosidad dejándose arrastrar  por la fantasía  del turista.

Me gusta este libro sin edad válido para compartir con los más pequeños y que nos hacen pensar a los  adultos. Me gusta la crítica sutil y certera del mundo del consumo en el que vivimos inmersos y sobre todo, me alegra encontrarme con historias inteligentes que utilizan el humor para hacernos reflexionar sobre la necesidad de detenernos a contemplar la propia vida y a redescubrir todo lo que ella nos ofrece.

A %d blogueros les gusta esto: