Tag Archives: Bibliotecarios

Bibliotecarios: héroes del silencio

28 Nov

shiiiLlevo toda la semana trabajando con alumnos de primer ciclo de Secundaria. Estamos realizando un taller de formación de usuarios con el objeto de convertir la biblioteca en un espacio familiar en el que los jóvenes aprendan a moverse como en su propia casa. Los grupos han sido fantásticos, han escuchado con atención las explicaciones y participado en las actividades propuestas con orden y respeto. Aún así, ha habido quejas por parte de algunos usuarios por “el jaleo” que armaban los chicos.
Esta situación se repite con demasiada frecuencia en nuestras bibliotecas. A pesar de la existencia de salas diferenciadas en la mayoría y de programar y anunciar las actividades con antelación, algunos usuarios reclaman  silencio insisténtemente  llegando a  expresar sus quejas por escrito.
Los bibliotecarios se encuentran en una incómoda posición , teniendo que realizar en muchos casos un verdadero despliegue diplomático para evitar los conflictos. Algunos, menos combativos, se rinden a las exigencias de esa mayoría que reclama silencio y suspenden o reducen al mínimo las actividades en su centro de trabajo.
No juzgo a los que así actúan. Sé lo complejo que resulta compaginar los intereses de todos, pero creo que esa dictadura del silencio tiene un carácter limitador y de exclusión que está en contra del propio espíritu de la institución.
Mercé Escardó, bibliotecaria de Can Buitjosa, ideó hace años una actividad encaminada a concienciar a los niños sobre la necesidad de respetar el silencio dentro de las salas. Con una tirita sobre los labios, los asistentes disfrutaron de la actuación de un mimo, tras lo cual se les repartieron fotocopias con el lenguaje signado y se les explicó su utilidad. A partir de ese día, a los usuarios que hablaban en un tono inadecuado se les invitaba a salir fuera de la sala y sólo podían volver si eran capaces de decir al menos tres palabras con ese lenguaje. Una actividad ingeniosa que cumplía con un doble objetivo de concienciación.
La biblioteca, como espacio abierto e integrador tiene que ser flexible, compaginando el ambiente de recogimiento habitual con las actividades de los más jóvenes, o las molestias mínimas que la presencia de familias  con sus hijos  pequeños puedan ocasionar. Construir ese espacio de respeto y encuentro no es tarea de un día pero el esfuerzo merece la pena.
Recuerdo una hermosa historia que justificaba la presencia del cartel de “SILENCIO” en las bibliotecas con el único fin de hacer enmudecer las voces de los libros, que con sus historias y personajes podían llegar a  enloquecer a los bibliotecarios. Me gusta pensar que esa es su función.

Bibliotecas : imaginación contra los recortes presupuestarios

21 Ene

imaginarCorren malos tiempos, lo sé, lo sabemos todos y las bibliotecas no han escapado a la catástrofe. Los presupuestos se han visto reducidos o incluso desaparecido en algunos casos, sucursales que cierran por no contar con personal y  actividades que después de muchos años de esfuerzo por parte de los bibliotecarios para fidelizar a sus asistentes,  se ven  minimizadas o suprimidas. Esta es la realidad.

Pero junto a esta realidad poco halagüeña, muchos bibliotecarios sacan a pasear su imaginación e idean actividades que no precisan presupuesto, que se nutren del amor a la profesión y de su fe inquebrantable en la importancia social de las bibliotecas. Se acercan con ilusión renovada a las donaciones recibidas y descubren el potencial que puede tener una colección de novelas de Corín Tellado (desechadas en años de bonanza) como punto de partida de una exposición sobre literatura romántica y su evolución a lo largo de los años. Rescatan viejos libros de texto, revistas antiguas, manuales obsoletos y los exponen a las miradas de los visitantes: nada mejor que este viejo material para viajar en el tiempo y servir de  testimonio de otras épocas.

Los clubes de lectura tampoco reciben con la misma asiduidad las visitas de expertos , pero siempre hay ONGs o colectivos dispuestas a acudir a una biblioteca para informar sobre sus actividades. Recuerdo con enorme agrado la visita de un representante de ACNUR tras la lectura de “El grito silenciado” , la pasión y el buen humor de un cazador que acompañó el comentario de un libro de Miguel Delibes y a aquella profesora jubilada que vino a compartir con nosotros los recuerdos de toda una vida dedicada a la enseñanza con “Diario de una maestra”.

El número de usuarios se ha visto incrementado al mismo tiempo que las listas del paro. Son personas que acuden con asiduidad  a la biblioteca , consultan la prensa o internet y se llevan material a casa para llenar sus horas de ocio forzado. Se sienten agradecidos y en ocasiones nos preguntan sobre la posibilidad de colaborar. Contemos con ellos, algunos han viajado incansablemente y se prestan a compartir sus fotografías y experiencias con todo aquél que quiera escucharlos y a nosotros, nos anima a sacar de las estanterías los libros de los autores del país protagonista, organizando un viaje alrededor del mundo no sólo vivencial sino también literario. Aficionados al cine que pueden coordinar un ciclo de “Historias rodadas” o simplemente, personas que por su experiencia vital ( emigrantes de distintos países, personas que han vencido una adicción o enfermedad, que colaboran con alguna asociación) son ejemplo de superación y pueden convertirse en libros vivientes.

Ante la reducción de presupuesto para compras , permitamos que la moda “vintage” llegue a nuestras bibliotecas e inventemos motivos para hacer salir los viejos fondos de su lugar habitual  y ocupar los expositores de novedades : duelos entre monstruos y brujas, distropías de ayer y hoy o libros de cocina tradicional hermanados con cocina de diseño. Podemos propiciar el intercambio de títulos entre bibliotecas, entre nuestros propios usuarios, que sean los lectores los que presten temporalmente sus fondos a otros usuarios .No es ciencia ficción, es la hermosa realidad de algunas bibliotecas.

Nunca fueron estas tan necesarias como ahora; no nos dejemos abatir por las circunstancias (injustas, torpes), quizá dentro de un tiempo podamos hacer una lectura positiva de esta crisis que logró convertir nuestras bibliotecas en un espacio  de todos y construido entre todos.

Celebramos el Día de la Biblioteca

24 Oct

¡Venid, venid todos!

Bebés y niños, chicos y chicas, jóvenes y adultos de todos los orígenes, de todas las edades y de toda condición.

¡Venid a la Biblioteca!

Entrad en este inmenso y hermoso jardín, multicolor y polifónico, donde crecen las más hermosas flores de la cultura humana: todo lo que sabemos y todo lo que imaginamos los seres humanos, las crónicas y los sueños, las batallas y los carnavales, las fiestas y los duelos… todo está aquí recogido y bien clasificado en sus estanterías, accesibles para que vosotros disfrutéis del placer de la lectura. Entrad con alegría pero con respeto. Recorred sus amplias avenidas con ricas arboledas, sus acogedores senderos bordeados de exuberantes rosaledas con las más hermosas rosas, deambulad por las pequeñas veredas que os llevarán a escondidos rincones donde crecen plantas raras pero de deliciosas flores. Os encontraréis allí con otras muchas personas amigas que, como vosotros, disfrutan de las bellas palabras, de las sugerentes imágenes, de los evocadores sonidos.

Entrad y valorad el trabajo de estos jardineros esforzados, hombres y mujeres responsables de la Biblioteca: ellos riegan la sabiduría de lo sembrado en sus estantes, podan con cuidado las horas de silencio, remueven la tierra del pensamiento con recomendaciones y propuestas, abonan la imaginación con actividades inesperadas… y siempre, siempre, están ahí, bajo el sol abrasador y bajo la lluvia, esperando que las palabras florezcan, y que nosotros seamos portadores de las semillas que aventan cada día las páginas de los libros que atesora su biblioteca. Aprended de ellos el amor por los libros y montad en vuestra casa vuestra propia biblioteca: por muy pequeña y modesta que sea será vuestro jardín y os llenará de olores, de sugerencias, de ideas,de sensaciones, que os harán sentiros llenos de gratitud, cercanos a esas personas, escritores e ilustradores, que contaron bellas historias para vosotros, de creadores que os hablaron de su mundo, de todos los mundos,para que vosotros os atreváis a mirar todos los horizontes y,al hacerlo, también os atreváis a mirar dentro de vosotros mismos para buscar vuestros más íntimos sentimientos, vuestros valores más auténticos.

Venid hoy y venid todos los días que os sea posible a este hermoso jardín siempre florido, siempre acogedor, siempre pleno de sabiduría, de placer, de solidaridad, de respeto, de belleza…

José María Gutiérrez de la Torre
Presidente de la Asociación Española
de Amigos del Libro Infantil y Juvenil

“Lo que cuentes, cuenta”. Leer en casa.

17 Sep

                Se inicia el curso escolar y con él mi ronda de  talleres en los centros educativos sobre el fomento de la lectura en los hogares. No es tarea sencilla el conseguir formar un pequeño grupo de padres y madres  interesados en el tema, y no porque no sean conscientes de la importancia de la lectura, sino porque delegan en los docentes toda la responsabilidad sin entender los diferentes itinerarios con los que familia y escuela contribuyen a la formación del lector.
Según el informe Pisa, la competencia lectora de los jóvenes que desarrollaron hábitos lectores en el ámbito familiar es muy superior a la de aquellos que crecieron ajenos a dichas prácticas. La familia tiene un claro compromiso en este tema; como dice Mercé Escardó, la construcción del lector requiere hacer trenza y no cadena, es decir, actuar todos a la vez y no uno detrás de otro. Comencemos pues una labor de trenzado en la que escuela, familia y biblioteca aunen esfuerzos para formar lectores competentes; el entramado dará fuerza y consistencia a las actuaciones y la pérdida de uno de los cabos debilitará  el resultado.
Leamos en casa, leamos con nuestros hijos   y disfrutemos de esas lecturas compartidas  sin perder un minuto más. Os dejo el enlace del taller .

Taller de dinamización bibliotecaria: BIBLIOVIVA

24 Ago

Si piensas que la biblioteca debe ser un espacio lleno de gente y no solo de libros.
Si quieres que los libros viajen de mano en mano y las historias de boca en boca.
Si deseas que atravesar la puerta de la biblioteca se convierta en toda una aventura.
Si eres docente o bibliotecario….este taller te va a gustar.
BIBLIOVIVA es un taller con ideas para dinamizar los fondos, para jugar con las palabras, para aprender lo que nos cuentan las imágenes.
BIBLIOVIVA es un taller dirigido a grupos de alumnos, de profesores, de bibliotecarios.

Os dejo con la presentación y este enlace por si no podéis verlo con claridad.

El club de lectura: construyendo ciudadanos

13 Sep

El club de lectura de Rute, “Lengua de papel”, celebra estos días su décimo aniversario.

Es momento de hacer balance y de reflexionar sobre lo que estos diez años de compartir lecturas  han aportado al grupo. Sin duda hemos crecido y  no sólo como lectores. Nuestras lecturas durante estos años se han diversificado y  hecho más intensas, más críticas. Nos hemos vuelto exigentes: pedimos profundidad en los personajes, coherencia en las tramas,  calidad en la escritura y que cada libro siga sorprendiéndonos. Seguimos pidiendo que la literatura nos entretenga y nos transporte a otros mundos ,  que nos ayude en los viajes interiores. Hemos conseguido agrandar los márgenes del libro y que nuestra curiosidad, azuzada por la lectura, nos lleve a ahondar en otras culturas, otras músicas, otras historias.

Y el club de lectura, también nos ha hecho crecer como ciudadanos. Las reuniones mensuales nos han educado en la escucha y  en el respeto. Nos han enseñado el valor de la discrepancia, han incentivado nuestra capacidad de argumentación, nos ha hecho reflexivos y tolerantes,  enseñado a sopesar las distintas opiniones y a sacar nuestras propias conclusiones. Nos ha obligado a comprometernos con la realidad en que vivimos y animado a tomar parte activa en nuestra sociedad.

Sin duda, el club de lectura es un espacio de construcción ciudadana.

Si estáis interesados en saber cómo organizar un club de lectura, os ayudarán las “Recetas para un club de lectura “ de Blanca Calvo.

La biblioteca en el recuerdo

5 Sep

Me he encontrado con un antiguo usuario de mi biblioteca. Lo dejé de ver hace tiempo, cuando era un joven opositor que utilizaba nuestras instalaciones como lugar de estudio , nuestros ordenadores como lugar de encuentro y nuestras conversaciones como lugar de descanso. Aprobó y lo celebramos. A los pocos meses lo destinaron a otra ciudad y desapareció de nuestra vida . Todos lo echamos de menos.

Hoy , después de muchos años, nos hemos vuelto a ver y me ha hecho el regalo de sus recuerdos felices: el descubrimiento de la poesía,  los rastreos en la red en  busca de convocatorias,  los títulos sugeridos y disfrutados,  las palabras de ánimo…

“La biblioteca era mi segunda casa” , ha dicho.

 Y a mí, me ha gustado oírlo.

Después de esta concesión a la nostalgia y para que reflexionemos sobre la importancia de la labor bibliotecaria en clave de humor, recomiendo un clásico de  la literatura infantil que os puede servir para introducir a los niños en el sistema bibliotecario.

 “El secuestro de la bibliotecaria”, una divertida obra de intriga y acción que narra el secuestro de la señorita Ernestina, responsable de la biblioteca  del pueblo, por un grupo de bandidos analfabetos. Las situaciones cómicas e imprevistas se suceden,  haciéndonos descubrir el valor de la biblioteca como fuente de información y entretenimiento.

Autora : Margaret Mahy

Ilustrador: Quentin Blake

Editorial: Alfaguara. Serie Amarilla

Ver para leer: taller de álbum ilustrado

10 Ago

 

    ¿Qué es un álbum ilustrado?. Un libro en el que las palabras pintan y las imágener hablan, en el que texto y dibujo se unen para contar historias.

El taller, dirigido a bibliotecarios, docentes y padres tiene como objetivo descubrir la utilidad del álbum ilustrado como aliado  imprescindible para la creación del hábito lector en las primeras edades

Partiendo de una cuidada selección de libros, las sesiones en las que compagina teoría y práctica, pretenden despertar  la mirada crítica de los participantes al objeto de que seleccionen álbumes ilustrados de calidad, y dotarles al mismo tiempo, de estrategias para su utilización como herramienta no sólo de dinamización lectora, sino de transmisión de valores y de educación emocional.

En el regazo de un libro

8 Ago

 

A lo largo de los años, mi experiencia profesional me ha demostrado la importancia de la implicación de la familia en la creación del hábito lector. Cualquier esfuerzo por parte de las instituciones o de los docentes en este sentido se ve minimizado en cuanto a resultados, si los padres no lo respaldan con ejemplo y motivación en el seno familiar.

¿Cómo hacerlo?, ¿qué libro elegir?, ¿cuándo empezar?. Estas son algunas de las preguntas que los padres se plantean a la hora de iniciar a sus hijos en la lectura y para las que no siempre encuentran las respuestas adecuadas.

Con este taller intentamos concienciar a los padres de la necesidad de mimar este primer contacto con los libros , ayudarles a resolver dudas y dotarlos de las estrategias que les faciliten el acercamiento a los libros y conviertan a sus hijos , irremediablemente, en lectores.

A %d blogueros les gusta esto: