Tag Archives: Ideas

La jardinera: sembrando optimismo

13 Dic

He llegado a mi puerta un regalo de Navidad de la empresa AncorRetail . Siempre lo espero con ilusión porque la sorpresa está garantizada y la sensibilidad también. De ellos he recibido, un carrillón con la música de “Cantando bajo la lluvia”, una baraja de personajes que cambiaron el mundo con sus pequeños gestos y la película “Una historia verdadera” invitándome a ralentizar los días y disfrutar del discurrir de la vida.

Este año me han regalado esperanza en forma de álbum ilustrado, de semillas para germinar y de palabras que siembran futuro.

 “La Jardinera” de la editorial Ekaré es una historia epistolar ambientada en la “Gran Depresión” americana. La protagonista se ve obligada a abandonar su familia en el campo, huyendo de la miseria, para ir a vivir con un tío a la ciudad. Enfrenta el cambio con optimismo y con el firme propósito de dibujar una sonrisa en el rostro de ese panadero tan serio que se parece a su madre. Lydia Gracia, la jardinera, va transformando su triste rincón de la ciudad sembrando plantas y flores que le manda su abuela, que le regalan las vecinas o que rescata de sus paseos por el barrio. Le quiere preparar una sorpresa a su tío buscando esa anhelada sonrisa. Ni que decir tiene que lo consigue.

Este álbum, como tantos otros, sirve para recordarnos “las cosas que son verdaderamente importantes , como el valor del optimismo, la tenacidad, la ternura , la amistad…que están a nuestro alcance y que son herramientas poderosas para hacer que nuestra vida sea un poco mejor en esta época convulsa que nos ha tocado vivir”.

Junto al álbum hay un papel germinado que voy a hacer crecer con ilusión y buenos pensamientos. Como dice también Pablo en su carta de felicitación “se recoge lo que se siembra y nuestros pensamientos construyen, desde el presente, nuestro futuro. Por eso, los pensamientos necesitan ser cuidados con ternura cada día”.

Creo que es un buen propósito para el año nuevo y un magnífico regalo tener un hermano como él.

Anuncios

Bibliotecas : imaginación contra los recortes presupuestarios

21 Ene

imaginarCorren malos tiempos, lo sé, lo sabemos todos y las bibliotecas no han escapado a la catástrofe. Los presupuestos se han visto reducidos o incluso desaparecido en algunos casos, sucursales que cierran por no contar con personal y  actividades que después de muchos años de esfuerzo por parte de los bibliotecarios para fidelizar a sus asistentes,  se ven  minimizadas o suprimidas. Esta es la realidad.

Pero junto a esta realidad poco halagüeña, muchos bibliotecarios sacan a pasear su imaginación e idean actividades que no precisan presupuesto, que se nutren del amor a la profesión y de su fe inquebrantable en la importancia social de las bibliotecas. Se acercan con ilusión renovada a las donaciones recibidas y descubren el potencial que puede tener una colección de novelas de Corín Tellado (desechadas en años de bonanza) como punto de partida de una exposición sobre literatura romántica y su evolución a lo largo de los años. Rescatan viejos libros de texto, revistas antiguas, manuales obsoletos y los exponen a las miradas de los visitantes: nada mejor que este viejo material para viajar en el tiempo y servir de  testimonio de otras épocas.

Los clubes de lectura tampoco reciben con la misma asiduidad las visitas de expertos , pero siempre hay ONGs o colectivos dispuestas a acudir a una biblioteca para informar sobre sus actividades. Recuerdo con enorme agrado la visita de un representante de ACNUR tras la lectura de “El grito silenciado” , la pasión y el buen humor de un cazador que acompañó el comentario de un libro de Miguel Delibes y a aquella profesora jubilada que vino a compartir con nosotros los recuerdos de toda una vida dedicada a la enseñanza con “Diario de una maestra”.

El número de usuarios se ha visto incrementado al mismo tiempo que las listas del paro. Son personas que acuden con asiduidad  a la biblioteca , consultan la prensa o internet y se llevan material a casa para llenar sus horas de ocio forzado. Se sienten agradecidos y en ocasiones nos preguntan sobre la posibilidad de colaborar. Contemos con ellos, algunos han viajado incansablemente y se prestan a compartir sus fotografías y experiencias con todo aquél que quiera escucharlos y a nosotros, nos anima a sacar de las estanterías los libros de los autores del país protagonista, organizando un viaje alrededor del mundo no sólo vivencial sino también literario. Aficionados al cine que pueden coordinar un ciclo de “Historias rodadas” o simplemente, personas que por su experiencia vital ( emigrantes de distintos países, personas que han vencido una adicción o enfermedad, que colaboran con alguna asociación) son ejemplo de superación y pueden convertirse en libros vivientes.

Ante la reducción de presupuesto para compras , permitamos que la moda “vintage” llegue a nuestras bibliotecas e inventemos motivos para hacer salir los viejos fondos de su lugar habitual  y ocupar los expositores de novedades : duelos entre monstruos y brujas, distropías de ayer y hoy o libros de cocina tradicional hermanados con cocina de diseño. Podemos propiciar el intercambio de títulos entre bibliotecas, entre nuestros propios usuarios, que sean los lectores los que presten temporalmente sus fondos a otros usuarios .No es ciencia ficción, es la hermosa realidad de algunas bibliotecas.

Nunca fueron estas tan necesarias como ahora; no nos dejemos abatir por las circunstancias (injustas, torpes), quizá dentro de un tiempo podamos hacer una lectura positiva de esta crisis que logró convertir nuestras bibliotecas en un espacio  de todos y construido entre todos.

Lectores por contagio

23 Nov

Esta semana he impartido un taller en el Centro de Profesores de la Axarquía para los responsables de las bibliotecas escolares de la zona.

Os dejo la presentación de la sesión y esta frase para la reflexión de Iris Rivera

Mediar es, de alguna manera, estar en el medio entre las personas y los libros. Claro que se puede estar ‘en el medio’ a la manera de una medianera… o a la manera de un puente. Al docente, al bibliotecario, al adulto que trabaja para volverse puente es al que damos el nombre de mediador.”

Lecturas obligatorias : nuevas estrategias

7 Oct

Conversando hace unos días con un joven estudiante  comprobé que sus lecturas en el instituto eran  muy similares a las que yo tenía en los años setenta, y que por desgracia, los métodos de evaluación de su profesora no habían cambiado sustancialmente . Lo sentí por él, consciente de las propuestas innovadoras de muchos docentes a los que conozco (real o virtualmente) y que se plantean día a día el reto de hacer accesibles las obras clásicas a sus alumnos.
No es tarea fácil, los textos clásicos les resultan ajenos, no utilizan su lenguaje, no les provocan los temas y no sienten cercanos a los protagonistas. Romper con esa sensación de ajenidad es el primer obstáculo que ha de sortear el docente. Recuerdo una lectura de Doña Perfecta de Benito P. Galdós, que compartí hace unos años con un grupo de alumnos de secundaria; esta novela de tesis no tuvo, como era de esperar , buena acogida entre los chicos. Convoqué entonces a un grupo que asistía al taller de teatro de la localidad y les pedí que se metieran en la piel de los personajes principales: tenían que pensar, sentir y hablar como ellos. Organizamos a continuación una rueda de prensa en la que el resto de sus compañeros los sometieron a una batería de preguntas cáusticas, al estilo de los programas de cotilleo tan de moda en nuestras televisiones, y los protagonistas contestaron tal y como lo habrían hecho los personajes de la novela. La experiencia fue muy enriquecedora: los alumnos descubrieron que ese título, en principio tan alejado de sus intereses trataba muchos temas que les concernían: las relaciones familiares, los convencionalismos sociales, la religión, la justicia….muchas cuestiones salieron a debate y este resultó tan encendido como los que aparecen en las pantallas. Los personajes se convirtieron en reales y alguno se aventuró a plantear un desenlace diferente que los hiciera más felices.

El uso de las tic ha multiplicado las posibilidades de un acercamiento novedoso a nuestros autores ; experiencias como la del club de lectura virtual que desarrolló Pep Bruno hace ya unos años entorno al Quijote abrían el camino a la utilización de internet como herramienta de fomento lector.

En Sevilla el proyecto del profesor Nacho Gallardo “REDsidencia de Estudiantes”  propone la utilización de las redes sociales para conocer en profundidad a la Generación del 27 . En palabras del propio docente “este proyecto trata de imaginar cómo serían, en la actualidad, las relaciones entre los amigos que formaron este grupo. Posiblemente aprovecharían las nuevas tecnologías para compartir ideas, textos, fotografías, vídeos… Posiblemente participarían en alguna red social para estar en contacto en todo momento, utilizando para ello los distintos dispositivos móviles a nuestro alcance”
La creación de esta “Residencia de Estudiantes Virtual” me parece una acertadísima propuesta  que consigue no solo el conocimiento de los autores y sus obras, sino de la convulsa época en la que estas vieron la luz.

De la mano de Aurelia Molina, profesora en el IES “Concha Méndez Cuesta” de Torremolinos, nos llega “Duelo de poetas en la red” , proyecto en el que se propone a los alumnos la creación de sonetos estableciendo un “duelo virtual” en el que deberán asumir como propia la rivalidad existente entre dos autores muy significativos: Góngora y Quevedo.

     Os animo a que os adentréis en estos proyectos desglosados paso a paso en los enlaces con enorme generosidad . Unos ejemplos magníficos de los que aprender.

Taller de dinamización bibliotecaria: BIBLIOVIVA

24 Ago

Si piensas que la biblioteca debe ser un espacio lleno de gente y no solo de libros.
Si quieres que los libros viajen de mano en mano y las historias de boca en boca.
Si deseas que atravesar la puerta de la biblioteca se convierta en toda una aventura.
Si eres docente o bibliotecario….este taller te va a gustar.
BIBLIOVIVA es un taller con ideas para dinamizar los fondos, para jugar con las palabras, para aprender lo que nos cuentan las imágenes.
BIBLIOVIVA es un taller dirigido a grupos de alumnos, de profesores, de bibliotecarios.

Os dejo con la presentación y este enlace por si no podéis verlo con claridad.

Biblioterapia

15 Ago

Los bibliotecarios llevan años aplicando técnicas de marketing para visibilizar sus fondos: los puntos de interés, los expositores de novedades o las selecciones realizadas sobre  temas de actualidad tienen mucha similitud con estas prácticas comerciales y su  fin no es otro que el de sorprender y  transformar el libro  en un objeto de deseo que incite a los usuarios  a sumergirse entre sus páginas.
Me ha llamado la atención la estrategia desarrollada en una librería que decidió convertir su establecimiento en una farmacia. De la misma manera en la que pedimos consejo a nuestro farmacéutico sobre la medicación adecuada para una dolencia , los clientes de esta librería acudían a su librero solicitando remedios para sus males: un libro para olvidar un amor, sobrevivir a la rutina o entender el distanciamiento de un amigo del alma.
El librero terapeuta pregunta sobre los síntomas de su enfermedad y receta una lectura : poesía, ensayo, novela…..literatura pura, alejada de los libros de autoayuda. Libros que les permitan no borrar la realidad, sino a darle a esta una perspectiva diferente : literatura reflejo o literatura refugio, libros que acaricien el alma y que posibiliten distanciarse de la propia vida para volver tras la lectura a enfrentarse esperanzados al mundo.
Los bibliotecarios, conscientes del poder curativo de la lectura,  recomendamos libros para afrontar los miedos de la infancia, historias de superación a adolescentes sin norte o novelas de “amor y lujo” para adultos en crisis que necesitan soñar con otras vidas posibles.
Frente al caos, la literatura nos ofrece una estructura organizada, una coherencia  que puede ayudar a sobrellevar el desorden personal. La lectura nos cambia y nos salva, nos abre nuevas ventanas, así que utilicemos los libros para curar los males del alma, escuchemos con atención y recomendemos el consumo indiscriminado de  estos remedios que carecen de efectos secundarios.
Organicemos una sección de “BIBLIOTERAPIA” en nuestra biblioteca y animemos a los usuarios, a los miembros del club de lectura o a nuestros alumnos a hacer sugerencias para llenar poco a poco los anaqueles de libros curativos.

Se me ocurre “La resistencia” de Ernesto Sábato para afrontar la vejez con  optimismo, “El árbol rojo” como antídoto contra la desesperanza ,  “Sobre la felicidad a ultranza” de Ugo Cornia para aprender a recordar con alegría a aquellos que ya no están y  unos poemas de Benedetti para recuperar la ternura cotidiana.
¿Alguna sugerencia?

Lectores por contagio: actividad para el Día del Libro

9 Abr


Se acerca el Día del Libro y todos los que vivimos en este mundillo andamos de cabeza ideando actividades y aprovechando  la celebración para potenciar el hábito lector.Recuerdo con especial cariño una actividad que realizamos en Rute hace ya  dos  años y que nos sorprendió por su  buena acogida  y  la proyección que tuvo fuera del ámbito local.

Conscientes de que el placer de leer se contagia y también de la necesidad de utilizar las nuevas tecnologías en nuestra labor de promoción lectora, propusimos a los ruteños que se acercaran a nuestras instalaciones para realizar una grabación en vídeo en la que nos hablaran de un libro para ellos especial por un motivo u otro. La propuesta era muy simple: los participantes únicamente tenían que personarse en la biblioteca y traer en la mano el libro que querían recomendar….a partir de ahí, la cámara era suya y podían utilizar cualquier medio para convencernos de la necesidad de leer el  título por ellos  elegidos.

La respuesta nos desbordó;  realizamos más de 150 grabaciones y se quedaron muchas personas en lista de espera. Los centros escolares de la localidad participaron  con alumnos de todas las edades; algunos se animaron a hacer una pequeña representación del libro  o a simular que eran libreros recomendando a un cliente. Los adolescentes fueron más tímidos, pero los que se atrevieron lo hicieron con mucho entusiasmo. Los adultos, miembros del club de lectura, de la residencia de mayores de la localidad o lectores que sin pertenecer a ningún colectivo  quisieron compartir sus preferencias sugirieron lecturas muy diversas, tantas como lectores : desde clásicos como “Los tres mosqueteros” a los cómic de “Mafalda”, esa niña argentina que sigue removiendo nuestras conciencias.

Para realizar esta actividad contamos con la colaboración inestimable del Centro Guadalinfo de la localidad que se encargó de realizar las grabaciones y subirlas a youtube, creando el canal “Rute lee”, actividad que fue elegida  Mejor Proyecto Guadalinfo 2010 de toda Andalucía.

Y lo que más nos interesa,  muchos de los libros recomendados tuvimos que adquirirlos para  nuestros fondos, comprobando  que no hay antídotos contra el entusiasmo .

En la actualidad, un proyecto similar se está desarrollando en el ámbito educativo bajo el título de “Kuentalibros” obteniendo el reconocimiento de buena práctica lectora que otorga el Ministerio de Educación. Un proyecto abierto en el  que os animo a participar con vuestros alumnos.

Constelaciones literarias

6 Nov

Los libros de mi biblioteca guardan un anárquico orden. A pesar de mi formación bibliotecaria, la organización de mis estanterías obedece a criterios personalísimos no sometidos a ningún sistema consensuado de clasificación. Unas veces comparten espacio porque fueron leídos en una etapa determinada de mi vida pero, en otras ocasiones, el vínculo es  más sutil, en la misma medida que sutil es el hilo con el que encadenamos nuestras lecturas.

 Porque los libros nunca vienen solos. Un título determinado abre una multiplicidad de itinerarios lectores que no están marcados de antemano y que son diferentes para cada uno de nosotros. Recuerdo que, tras la lectura de “Vagabundo en África” de Javier Reverte, no pude dejar de leer “El corazón de las tinieblas”, de  Joseph Conrad,  y que esta lectura acabó desembocando en una revisión  nostálgica de las obras de Jack London, en una vieja colección de cubierta entelada en rojo que perteneció a mi padre. Benedetti me lleva a Idea Vilariño y esta acaba  irremediablemente en  un cuento de Carlos Onetti que me incita, sin saber muy bien por qué, a buscar un poema en la red de Alfonsina Storni titulado “Capricho”. Juanita la larga puede hermanarse con un libro de recetas de dulces tradicionales y una novela ambientada en el Madrid  del Dos de Mayo, empujarme a leer la biografía de Francisco de Goya.

A la hora de colocarlos en la estantería, ese vínculo permanece vivo y me permite localizar cualquier título en mis anaqueles. No sé si los años o la pérdida de memoria me harán lamentar este sistema pero, por ahora, me recreo en esas afinidades que sólo yo conozco.

Guadalupe Jover es una  docente convencida de la necesidad de provocar un cambio en la educación literaria de los alumnos, fomentando el diálogo, vinculando la literatura con sus experiencias vitales y provocando el deseo de leer a partir de  una cuidada  selección de textos que, a modo de trailers, generan la curiosidad del alumno.

En  su libro “Sentirse raro: miradas sobre la adolescencia” utiliza la metáfora de las constelaciones literarias para  ilustrar el modo en que, de manera análoga a como se ha hecho con las estrellas del firmamento, se puede también establecer vínculos entre unas obras y otras, por lejanas que estén en el espacio o en el tiempo.

Con el tema de la adolescencia como hilo conductor, propone la lectura de diferentes títulos (Hoyos, El diario de Ana Frank, El anillo de Irina…) y  los  acompaña, con la generosidad que prima en el mundo educativo, de un protocolo de actuación completísimo que facilitará la labor de muchos profesores y que se puede descargar íntegramente  en el enlace.

Subrayando en las paredes

27 Oct

Lo confieso:  subrayo mis libros, hago anotaciones, coloco posit entre sus páginas, doblo las esquinas…..los vivo. Y lo hago así desde hace muchos años. Nunca escribí un diario con mis palabras; utilicé las de otro, marqué de forma indisoluble en las páginas  aquellas frases   que contaban lo que yo era, lo que yo quería, lo que soñaba.

Viajar a través de mis anotaciones me hace  recordar los miedos adolescentes, volver a estremecerme con el primer amor y llorar una vez más , la pérdida irreparable de mi abuela. Sonreír con la ingenuidad de mis pocos años y recrear el escepticismo de la madurez.

 Releer esos libros leídos a medias,   subrayados a dos tintas, compartidos e intercambiados, me traen al presente el juego  apasionante de descubrir al otro en aquello que señala.

Toda la vida  está en esas líneas subrayadas a lápiz o a bolígrafo, en rojo , en azul, en esquina doblada.

No presto estos libros con anotaciones  más que a contadas personas, en la misma medida en que otros no muestran su  diario íntimo a  todo el mundo. Comparto mis preferencias con mis preferidos  y en ocasiones, tengo ejemplares dobles de algunos títulos para poderlos dejarlos sin sentir que aireo mi intimidad.

Pero los tiempos cambian, y la lectura para las nuevas generaciones ha pasado a ser un acto social. Los  nuevos dispositivos electrónicos   permiten contactar en tiempo real con los lectores que hayan subrayado un pasaje determinado de un libro. La red permite intercambiar opiniones y hacer comentarios en este mundo sin rostros en el que el término pudor no existe  y la espera no es necesaria.

En una zona fronteriza entre estas dos concepciones de la lecturas, se encuentra la experiencia  “El alma de los libros “,  desarrollada en el IES María Zambrano de Torre del Mar (Málaga) en el que los alumnos seleccionan  frases o párrafos significativos de sus lecturas  y los comparten con sus compañeros, inundando de palabras los pasillos del centro.  Una idea magnífica de recomendación entre iguales que viene desarrollada en el enlace y  que sin duda animará a leer a más de un alumno.

La noche de los cuentos en Benagalbón

8 May

 

Las historias contadas a la luz de las velas tienen un sabor especial, los monstruos son más terribles, las nanas más dulces y las ilusiones más contagiosas. Eso lo saben en el CEIP “Nuestra Señora de la Candelaria” que han incluido un año más en su semana cultural la actividad “La noche de los cuentos”, en la que los adultos se reunieron en el aula de la naturaleza, un espacio mágico adornado con antorchas y buganvillas, para escuchar narraciones y lecturas de textos.

Los más pequeños, con pijama y almohada, oyeron con avidez las historias que padres, profesores y alumnos quisieron compartir con ellos. Un té con pastas ecológicas clausuró este encuentro en el que las palabras hilvanaron los corazones y nos recordaron el placer de escuchar.

 

Una iniciativa fantástica de profesores y AMPA para la que no hace falta presupuesto.

http://colegiodebenagalbon.blogspot.com/2011_04_15_archive.html

A %d blogueros les gusta esto: