Archivo | septiembre, 2017

“Leer te da vidas extras”: planes que hacen soñar

13 Sep
ciudad libro_Lena Vargas Afanasieva 1

Lena Vargas Afanasieva

Desde mayo contamos con un Plan Nacional de Lectura, que bajo el hermoso título de “Leer te da vidas extras”, pretende potenciar las actuaciones en torno al libro y a la lectura hasta el año 2020. Confieso que me  ilusionó tanto la idea de todo un país implicado en la tarea de formar lectores que me he puesto a soñar…

Sueño con la implicación de todas las administraciones, remando juntas y en la misma dirección con el objetivo de hacer, de esta nuestra España, una nación lectora.

Sueño con la elaboración de Planes Locales de Lectura que apoyen, doten y coordinen proyectos en torno al libro y la lectura en municipios de todo el país.

Sueño con profesores que lean con entusiasmo a sus alumnos, cumpliendo con el  deber  principal de todo docente: provocar el gusto por la lectura.

Sueño con familias unidas en torno a un libro, acudiendo a librerías y bibliotecas para escoger historias para compartir.

Sueño con clubes de lectura en bibliotecas, centros escolares, asociaciones y en cualquier otro espacio físico o virtual donde sea posible el diálogo.

Sueño con una lectura accesible para todos, convencida de que no hay herramienta más integradora e inclusiva que la lectura.¡¡Viva la “Lectura Fácil”!!.

Sueño con empresas que se impliquen en este Plan Lector y que no sólo ejerzan labores de mecenazgo, sino que den ejemplo promoviendo actividades que tenga al libro como protagonista.

Sueño con que las pantallas y las ondas se llenen de programas culturales en los que libros y lectores sean los protagonistas.

Sueño con versos que me seduzcan en todos los rincones, escritos en bolsas del supermercado, azucarillos o paneles de publicidad.

Sueño con que proyectos como el de Casas Lectoras de Madrid se extiendan por todo el país, pues son un ejemplo de buen hacer y de colaboración institucional.

Sueño con rostros emocionados escuchando  historias de boca de un narrador, como ocurre cada año en el Maratón de Cuentos de Guadalajara, de Baeza o de Benalmádena.

Sueño con que se afiancen los vínculos entre bibliotecas públicas y centros escolares construyendo una base sólida para una nueva sociedad lectora.

Sueño con libros en los escaparates, en tiendas de ropa o carnicerías : libros junto al pan nuestro de cada día.

Sueño con la apertura de nuevas librerías en las ciudades, convertidas en espacios vivos de encuentro e intercambio de lectores.

Sueño con jóvenes que utilicen las redes para hablar de aquello que leen y que cuelguen en Instagram imágenes con el libro como protagonista.

Sueño en viajar en autobús y no ver el rostro de los viajeros porque lo tienen sumergido en un libro o en un periódico.

Sueño con que se multiplique el número de seguidores de blogs como el de Anatarambana, BiblioabrazoDónde Viven los Monstruos o Soñando Cuentos  porque eso significará que cada vez somos más los interesados en aprender sobre libros y estrategias lectoras.

Sueño con cuentacuentos voluntarios que vayan al encuentro de los chicos en sus barrios,  para descubrirles las mil vidas que esconden los libros.

Sueño con recuperar tradiciones orales en residencias de mayores o Escuelas de Adultos, porque no hay mejor libro que el que se escribe y transmite de una generación a otra.

Sueño con bibliotecas escolares que sean realmente el corazón de la escuela, dotadas del  personal necesario para desarrollar su labor y que las BE andaluzas sean modelo a imitar en el resto del territorio nacional.

Sueño con grupos de cooperación bibliotecaria que puedan realizar campañas conjuntas en pro del hábito lector rentabilizando medios y multiplicando resultados.

Sueño con que el mundo editorial siga creciendo y pariendo libros de calidad que formen lectores exigentes y críticos.

Sueño con miles de álbumes ilustrados, poblados de imágenes que maravillen a lectores de todas las edades.

Sueño con bebés inscritos en la biblioteca al tiempo que nacen y que lleven en la canastilla su primer libro.

Sueño con que los escritores sean reconocidos y gocen de la popularidad de la que gozan los deportistas.

Sueño con jóvenes que viajen de la pantalla al libro, porque entre el  cine y la literatura hay una vía  de doble sentido.

Sueño con que se multipliquen instituciones y asociaciones como La FGSR, la Fundación Alonso Quijano o La casa de Tomasa porque su labor es imprescindible.

Sueño con que crezca el número de lectores de poesía y que cada vez seamos más los que nos asomemos a un poema para descubrirnos.

Sueño con políticos, cantantes y jugadores de fútbol que comenten sus lecturas en las entrevistas y visiten los colegios para hablar de aquellos libros que le cambiaron la vida.

Sueño con que miremos hacia aquellos países que son ejemplo de sociedad lectora y aprendamos de lo que ellos hacen.

Sueño con redes sociales que estallén como polvorín y prendan entre sus seguidores la pasión por  leer.

Sueño con sembrar libros, sumar sueños y enriquecer el contenido a este Plan Nacional que sólo tendrá sentido si unimos esfuerzos y entendemos que esta es una labor de equipo en la que todos sumamos con nuestras iniciativas.

Sueño y quiero realidades.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: