Libros por un tubo: jóvenes booktubers

19 Jul

Este año iniciamos desde las Bibliotecas Municipales de Málaga un taller dirigido a alumnos de secundaria y bachillerato que pretendía implicar a algunos chicos en la tarea de promocionar la lectura entre sus compañeros.

Las redes sociales forman parte de la cotidianidad del alumnado y aliarnos con ellas podría resultar una buena estrategia. El compromiso y colaboración de los docentes con los responsables del proyecto en bibliotecas ha sido imprescindible y, a pesar de las dificultades que muchas veces supone sacar a un grupo durante tres sesiones del instituto, contamos con unos profesores entusiastas e implicados que han hecho posible la culminación exitosa del taller.

Partimos de unas estadísticas que nos situaron en la realidad lectora de la juventud española e iniciamos un sondeo entre los participantes sobres sus gustos, títulos y géneros preferidos: el resultado fue muy variado ya que junto a auténticos devoradores de libros encontramos otros que se limitaban (y con esfuerzo) a las lecturas obligatorias de clase.

Con ayuda de los bibliotecarios seleccionamos un montón de libros juveniles de demostrado éxito entre los lectores adolescentes y sembramos una mesa con las propuestas: títulos sugerentes, cubiertas atractivas y lecturas al azar de resúmenes argumentales hicieron que picaran el anzuelo y que más de uno se fuera con un libro bajo el brazo. Primer objetivo conseguido.

Les propusimos que eligieran un título de su gusto y que pensaran las razones por las que recomendar su lectura, razones personales, subjetivas, sin trabas de ningún tipo. A partir de ahí, y tras darles a conocer a algunos booktubers de estilos muy distintos, estructuramos el contenido de la reseña y los chicos elaboraron su esquema con la lectura seleccionada.

Tras unas nociones básicas de actuación ante la cámara y de cómo grabar un vídeo, los participantes trabajaron por equipos grabando y editando los vídeos de forma autónoma; vídeos que compartimos en la última sesión y que despertaron el interés por los libros recomendados.

Confieso que inicié el taller con muchas incertidumbres, incertidumbres que se fueron disipando a medida que avanzábamos en las sesiones. Hay jóvenes que leen y lo hacen con criterio, que huyen de las imposiciones a las que se ven sometidos con las lecturas obligatorias y que les gusta compartir aquello que les ha emocionado por cualquier motivo. También esta experiencia me ha puesto en contacto con docentes magníficos que realizan una labor de escucha del alumnado, seleccionando títulos que compaginan sus intereses con la calidad literaria. La importancia de su labor como mediadores en la lectura es imprescindible, y en muchos casos, la única posibilidad que van a tener algunos de entrar en contacto con la literatura.

Os dejo el enlace de la página de Bibliotecas Municipales de Málaga con una muestra del buen hacer de estos chicos y chicas que han participado en el taller de “Libros por un tubo” con la petición de que lo compartáis, y sobre todo, de que os dejéis seducir por sus recomendaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s