Biblioterapia

15 Ago

Los bibliotecarios llevan años aplicando técnicas de marketing para visibilizar sus fondos: los puntos de interés, los expositores de novedades o las selecciones realizadas sobre  temas de actualidad tienen mucha similitud con estas prácticas comerciales y su  fin no es otro que el de sorprender y  transformar el libro  en un objeto de deseo que incite a los usuarios  a sumergirse entre sus páginas.
Me ha llamado la atención la estrategia desarrollada en una librería que decidió convertir su establecimiento en una farmacia. De la misma manera en la que pedimos consejo a nuestro farmacéutico sobre la medicación adecuada para una dolencia , los clientes de esta librería acudían a su librero solicitando remedios para sus males: un libro para olvidar un amor, sobrevivir a la rutina o entender el distanciamiento de un amigo del alma.
El librero terapeuta pregunta sobre los síntomas de su enfermedad y receta una lectura : poesía, ensayo, novela…..literatura pura, alejada de los libros de autoayuda. Libros que les permitan no borrar la realidad, sino a darle a esta una perspectiva diferente : literatura reflejo o literatura refugio, libros que acaricien el alma y que posibiliten distanciarse de la propia vida para volver tras la lectura a enfrentarse esperanzados al mundo.
Los bibliotecarios, conscientes del poder curativo de la lectura,  recomendamos libros para afrontar los miedos de la infancia, historias de superación a adolescentes sin norte o novelas de “amor y lujo” para adultos en crisis que necesitan soñar con otras vidas posibles.
Frente al caos, la literatura nos ofrece una estructura organizada, una coherencia  que puede ayudar a sobrellevar el desorden personal. La lectura nos cambia y nos salva, nos abre nuevas ventanas, así que utilicemos los libros para curar los males del alma, escuchemos con atención y recomendemos el consumo indiscriminado de  estos remedios que carecen de efectos secundarios.
Organicemos una sección de “BIBLIOTERAPIA” en nuestra biblioteca y animemos a los usuarios, a los miembros del club de lectura o a nuestros alumnos a hacer sugerencias para llenar poco a poco los anaqueles de libros curativos.

Se me ocurre “La resistencia” de Ernesto Sábato para afrontar la vejez con  optimismo, “El árbol rojo” como antídoto contra la desesperanza ,  “Sobre la felicidad a ultranza” de Ugo Cornia para aprender a recordar con alegría a aquellos que ya no están y  unos poemas de Benedetti para recuperar la ternura cotidiana.
¿Alguna sugerencia?

Anuncios

4 comentarios to “Biblioterapia”

  1. Angelina agosto 16, 2012 a 7:06 am #

    Pues añadiría a poetisas tan dispares como Gloria Fuertes o la Szymborska, para curar los arañazos de nuestro día a día. A mi me ayudan.

    • Rocio Anton Cortes agosto 16, 2012 a 9:37 am #

      Gracias por tu sugerencia Angelina; es cierto, estas mujeres nos ayudan con sus versos, cercanos y certeros.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Biblioterapia | BIBLIOTECARIOS 10.0 | Scoop.it - octubre 23, 2013

    […] Los bibliotecarios llevan años aplicando técnicas de marketing para visibilizar sus fondos…  […]

  2. Biblioterapia | BIBLIOTECA PARA TOD@S | Scoop.it - octubre 23, 2013

    […] Los bibliotecarios llevan años aplicando técnicas de marketing para visibilizar sus fondos…  […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s