Palabras en busca del lector

23 May

He clausurado hace unos días el taller “A las palabras , tu voz” dirigido a profesores del CEIP “La Axarquía”. Ha sido una experiencia muy satisfactoria en la que hemos reflexionado conjuntamente sobre la transcendencia que tiene una lectura cuidada a la hora de despertar el placer de leer entre los alumnos.
No vamos a cuestionar la habilidad de los docentes a la hora de realizar una lectura en voz alta: la mayoría son lectores sólidos, claros y conocedores de las claves que dan vida a un texto, pero no está de más que realicemos periódicamente una autocrítica que evitará convertir las lecturas en clase en un acto rutinario y monótono.
Leer es mucho más que la habilidad para descifrar un código, la lectura ha de ser ante todo un acto de comunicación, en la lectura en voz alta el texto toma forma y viaja para encontrarse con el oyente, tiene una dirección y un objetivo: que nuestro mensaje sea captado por aquellos que nos escuchan.
Las siguientes pautas pueden ayudarnos en nuestra tarea:
– Elegiremos textos que nos gusten: no podemos contagiar un placer que no sentimos
– Debemos preparar los textos, realizar una lectura previa para entender su sentido , su melodía , su ritmo
– Estableceremos vínculos con la mirada, con el gesto, enlazaremos a  nuestros oyentes con algo más que nuestra voz
– Utilizaremos los silencios para subrayar las palabras, para captar la atención de nuestros alumnos.
– Que nuestra voz se dirija a los corazones: este es el camino más rápido para llegar al entendimiento.
Y demos relevancia al hecho de la lectura, rodeémoslo de ceremonia, del respeto que este momento merece.
“Prohibido interrumpir, estamos leyendo”, decía un cartel en la puerta de una clase con una rotundidad que me sorprendió gratamente. Interrumpir una lectura es romper un hilo mágico, quebrar un sueño y hacernos volver bruscamente a la realidad. Si cuidamos estos encuentros lectores  y creamos un ambiente de expectación en torno a ellos estamos resaltando la importancia de la lectura  y convirtiéndola en algo extraordinario.
A veces tan sólo hace falta encender una vela, colgar un cartel y mirar a los ojos de nuestros alumnos, a veces basta evocar la voz de un profesor que nos leía en clase para desear emularlo.

No puedo olvidar las clases de lectura que tenía en la escuela, todos los viernes la maestra tomaba en sus manos el libro, se arreglaba sus anteojos y comenzaba a leer con una perfección absolutamente envidiable. Me fascinaba mirarla y escucharla, tenía una voz suave y clara que rompía el silencio reinante en la escuela, no cometía errores como yo, nunca se le trababa la lengua, nunca tartamudeaba y su rostro expresaba todo aquello que las palabras decía”

Anuncios

3 comentarios to “Palabras en busca del lector”

  1. Andrea Vinci mayo 25, 2012 a 6:08 pm #

    “Anteojos” me trajo a mi continente. Besos miles desde el otro lado del océano,
    Andrea

Trackbacks/Pingbacks

  1. Leer en clase: consejos para docentes | Dinamizalectura - septiembre 17, 2016

    […] tanto y convirtiéndose en modelos a imitar por sus alumnos. Ya he recogido en este blog alguna experiencia en este sentido. A veces convertir la lectura en un hecho extraordinario es tan simple como hacer […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s