Hablamos en Sm Conectados del taller “Cuentos para crecer y hacer crecer”

5 feb
Hola a todos, volvemos a la Casa del Lector con mucha ilusión , si queréis saber más del taller “Cuentos para crecer y hacer crecer” , hablamos de él en SM Conectados.
¿Difundes?. Muchas gracias.

Conversando con Pablo y Rocío Antón

Conversando con Pablo y Rocío Antón

Casa del lector 4 de febrero de 2015

Hoy vamos a conversar con Rocío y Pablo Antón, dos personas que comparten intereses profesionales y lazos familiares.

Rocío –a la que ya conocéis por la entrevista que le realizamos hace un año http://blog.smconectados.com/2014/01/23/conversando-con-rocio-anton/- es máster en promoción lectora y especialista en fomento de la lectura en el ámbito bibliotecario y escolar.Imparte desde hace años cursos y talleres de formación para mediadores de la lectura, bibliotecarios, docentes y padres, participando como ponente en diversos congresos e instituciones.Colabora con el Centro Andaluz de las Letras en distintos circuitos adultos e infantiles y coordina grupos de familias lectoras, rutas literarias y clubes de lectura.Realiza, así mismo, talleres de crecimiento personal tomando como base los cuentos y las metáforas como forma de acceder al mundo del inconsciente y de las emociones.

Es autora de “Animar a leer en infantil y primaria”, de la colección Familias Lectoras de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Es coautora del proyecto de investigación “Análisis y descripción de la producción editorial andaluza en álbumes ilustrados (1999-206)”. Ha publicado artículos en revistas especializadas.

Pablo es consultor estratégico especializado en ayudar a las organizaciones a crear valor.Realizó estudios de Morfosicología, Ciencias Sensoriales, Máster Practitioner en Programación Neurolinguística (PNL), Máster en Coaching con PNL, Constelaciones Familiares y Grafología.En la actualidad es Director de Ancor Retail, una consultoría estratégica que basa su actividad en el profundo conocimiento de las personas y de sus necesidades.En su trabajo relacionado con el acompañamiento a las personas en su proceso de desarrollo personal y profesional, presta especial atención a todas aquellas informaciones y actuaciones que se estructuran en la base inconsciente de la persona, que a fin de cuentas es donde residen gran parte de los recursos necesarios para avanzar en su vida de forma positiva, superando los obstáculos necesarios para su crecimiento.

Concibe a la persona como parte de un sistema vivo que se inicia en el sistema familiar y se inserta en los distintos subsistemas de su entorno (profesional, vocacional, ciudad, país, educativo…), que se ven afectados entre sí de forma que cada uno de los sistemas, o partes de ellos, afecta al resto en un bucle sin fin de interdependencias. Aplicando esta mirada sistémica a su trabajo consigue incidir desde lo general a lo particular, de forma que los resultados sean más profundos y duraderos que si interviniéramos en una parte aislada del problema o de la situación.

Podéis seguir a Pablo y Rocío también su perfil de Lectyo (http://pabloanton.lectyo.com/ y http://dinamizalectura.lectyo.com/), la nueva red social de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez para la gente de la lectura. Solo tenéis que registraros y participar activamente. Ya somos casi 20 mil usuarios de todo el mundo.

Los próximos 27 y 28 de febrero dirigirán el taller “Cuentos para crecer y hacer crecer. Transformación y crecimiento personal a través de la narrativa” (http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=1908) en la sede madrileña de Casa del Lector dentro del ciclo DIÁLOGOS DE LECTURA (http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=1554).

Vamos a conversar un rato con Pablo y Rocío porque estamos convencidos de que su verbo lúcido, comprometido y trasparente, resultará muy interesante para los seguidores de SMConectados.

Agitad la varita mágica de vuestra seducción y convencednos para que nos matriculemos en el taller Cuentos para crecer y hacer crecer. Transformación y crecimiento personal a través de la narrativa”. ¿Qué plus nos ofreceréis para que sintamos que esta no es una intervención formativa más?

P. Recogiendo el reto de la varita mágica, podemos decir que este taller tiene que ver con la MAGIA con mayúsculas. Imaginaros que alguien os da una varita mágica que te permite entender el mundo con más facilidad, que te permite ayudar a otros a descubrir su camino en momentos en los que no hay mucha luz, que ayudan a descubrir quién eres y cuales es tu esencia vital. Este taller es esto y mucho más. Utiliza las palabras y el lenguaje para elaborar historias que curan a otros y a uno mismo. Este taller empieza por uno mismo, se inicia con una “auto magia” que te permite descubrir el alcance curativo de estas herramientas y desde esa cura personal te da las claves, ya integradas en uno mismo, para aplicarlas a otros, unas veces a modo de bálsamo y otras veces a modo de revulsivo.

En pocas palabras, ¿cuáles son los principales objetivos que os habéis planteado al diseñar este taller? Habladnos desde la pasión y el sentimiento, no desde lo curricularmente correcto.

P. Un primer objetivo es ayudar a los asistentes a acercarse al espejo y mirarse desde lo emocional en él, dejando atrás su imagen racional y permitirse acceder a los egos y sus sombras, a dejar caer las caretas y a tomar conciencia de quiénes son. Y lo hará desde el uso de puertas traseras como son los cuentos y las metáforas, utilizando recursos de su memoria de niño para recuperar la llave que abre las puertas enmohecidas por el no uso. De alguna manera, los asistentes descubrirán que esas herramientas que usan de forma habitual, pueden ser utilizadas de otra forma y obtener otros resultados.

Otro objetivo que planteamos es que entiendan cómo funcionan los cuentos y las metáforas en la ayuda terapéutica y en el acompañamiento en el crecimiento de las personas. De esta forma, esos libros de las estanterías pasan a convertirse en mucho más que palabras, son capaces de ayudar a darse cuenta, de pararse a reflexionar, de entender las dependencias y los apegos, de extraer recursos de las personas que ni siquiera sabían que estaban y todo esto mediante el acceso al inconsciente de la persona a través de esas puertas no protegidas que representan los cuentos y las metáforas.

Si utilizamos como patrón de base los cuentos y las metáforas, ¿podemos generar herramientas que contribuyan al crecimiento personal?

R. Definitivamente, y, además, son herramientas que sirven para cualquier edad, sexo, momento o dificultad. Son herramientas polivalentes, se estructuran desde la comprensión y desde el afecto, son herramientas que no hacen ruido, que no emiten polvo, pero te acarician al usarlas. Y, sobre todo, son herramientas que acceden hasta donde el cerebro racional no puede llegar ni en profundidad ni en precisión. Hemos de tener en cuenta que casi el 90% de las decisiones que tomamos son realizadas desde el inconsciente de las personas y que muchas de las que creemos que son conscientes, en realidad son racionalización de las decisiones inconscientes. Es por esto que los cuentos y las metáforas son excelentes para acceder, dialogar y activar las verdaderas motivaciones de las personas.

¿Qué ventajas presenta el uso de cuentos y metáforas sobre los modelos racionales de abordaje de situaciones problemáticas o difíciles?

R. Cuando uno intenta abordar una situación problemática y difícil desde lo racional se encuentra a menudo con barreras defensivas antes de poder iniciar el diálogo. Por ejemplo, si queremos explicar a los adolescentes los problemas asociados a hacer sexo no seguro, seguramente cierren rápidamente la puerta y digan “¡Bueno, el rollo de siempre!”. Sin embargo, si abordamos el asunto desde la metáfora o el cuento, no habrá puertas cerradas, dejarán que penetre el mensaje sin ofrecer resistencia, le permitirán asentarse en el interior de su inconsciente, será intenso en su impacto y actuará de forma continuada durante un periodo de tiempo largo. Por tanto, si hablamos en términos de eficacia, podemos decir que cuentos y metáforas son muy atractivos si lo comparamos con el proceso racional.

¿Hasta qué punto y de qué manera los cuentos y las metáforas permiten el contacto con las emociones y la expresión de las mismas?

P. Parece que el binomio emoción y cuentos/metáforas es indiscutible. Cuando se inicia un cuento se activan diferentes partes del cerebro que nos conectan con nuestro momento de niño y nos predisponen a esa época emocionalmente muy activa. Y esa emoción que ya lleva de serie hace que las enseñanzas que persigue se asienten todavía con más fuerza en la persona. Si preguntamos a alguien qué hizo el 14 de mayo de 2013 es posible que así de pronto nadie sepa qué hizo aquel día, pero si preguntamos qué estaba haciendo el 11 de septiembre de 2001 es posible que puede relatar con detalle lo que hacía y ocurría en ese momento en su interior. Esto ocurre porque hubo en ese momento una gran emoción que selló con fuerza ese momento. De esta forma, los anclajes emocionales permiten una asimilación mayor del contenido que se quiere transmitir.

¿Podrán los asistentes al taller aprender a elaborar cuentos y metáforas específicos para la solución de problemas concretos?

R. Lo harán desde el primer momento, y lo harán sin darse cuenta; a lo largo del taller irán depositando información relevante sobre el asunto que tratamos en su zona más inconsciente y en los días posteriores podrán darse cuenta de que tienen esta herramienta con ellos. Los cuentos poseen estructuras organizadas que nos van a servir de modelo para contar esa historia que queremos narrar facilitándonos un andamiaje en el que apoyarnos. La metáfora es más libre, pero nos enseña a enlazar conceptos y sentimientos que están ligados en nuestro interior, unidos por un hilo personalísimo que cada persona teje con sus vivencias y visión del mundo.

¿Es posible curar las heridas del alma con los cuentos?

P. Desde que el hombre es hombre los cuentos han ido curando las heridas de otros hombres, ha habido madres y padres que han susurrado al oído de sus hijos historias curativas, ha habido reuniones de tribus que se han calentado alrededor de una hoguera y de un contador de historias que ha dado ánimo para proseguir con las vicisitudes de la vida. En las trincheras ha habido compañeros que han contado historias que eclipsaban el ruido de las balas. Los cuentos han estado siempre y estarán siempre llenos de héroes con los que identificarnos, llenos de dragones a los que enfrentarse, llenos de sombras y días soleados donde encontrar la esperanza de que las cosas sean de otra forma. El cuento es un espejo en el que mirarse, pero al mismo tiempo, sabemos que esa imagen que se refleja no es la nuestra y eso da tranquilidad y añade un plus de objetividad al análisis de la situación planteada. Desde que el hombre es hombre han existido personas anónimas que han sabido plantearte una metáfora transformadora que te ha hecho pensar y reflexionar y en algunos casos cambiar tu camino. Sí, es posible curar las heridas de las personas, y hacerlo suavemente, sin que apenas se note, como el que acaricia una manta de lana antigua y se la enrosca en el cuerpo para dejar que le de calor en un día de frío.

¿Cómo una metáfora puede ayudar a descubrir la identidad de una persona y su misión en la vida?

R. Un profesor y una sola metáfora dirigida a una persona en concreto pueden cambiar su vida y descifrarle aquello que no veía de forma racional por más vueltas que le daba. Recuerdo una vez mi encuentro con una persona que sufría porque tenía una necesidad imperiosa de hacerse ver y que la gente reconociera su trabajo. Este hecho le obligaba no solo a un esfuerzo personal muy grande sino que le granjeaba la antipatía de sus compañeros de trabajo. Un día hablando con él le dije: “Permíteme que te diga una frase y que la dejes actuar en tu interior sin contestarme: No hace falta dejar el estropajo en la olla para decir que se ha lavado”. Al poco esa persona dejó de evidenciar lo que hacía, mejoró sus relaciones con sus compañeros y, lo que es más importante, empezó a sentirse más segura de sí misma.

Cada día tenemos un montón de posibilidades de hacer, a través de los cuentos y las metáforas, que las vidas de los que nos rodean sean mejores, más brillantes y más cálidas y a veces basta con una pequeña metáfora que las ilumine.

Me gusta mucho plantear a las personas el juego de definirse metafóricamente y es fantástico descubrir la sorpresa que este juego les proporciona y la imagen desconocida que les revela su propio inconsciente.

¿Qué diferencias puede haber entre decir las cosas de forma directa y decirlas a través de la narrativa?

R. Claro que en la vida hay momentos en los que hay que decir las cosas directas y sin ambages de forma que el interlocutor sepa con claridad qué hacer. Pero hay determinadas ocasiones en que si hablamos de forma directa nos podemos encontrar con un rechazo por parte del otro por razones de ego o de sombras. Es en estas ocasiones en las que tomar una carretera secundaria, como pueden ser los cuentos y las metáforas, nos puede ayudar a que esa persona reciba el mensaje y lo elabore en su inconsciente. A veces, como ya hemos dicho, es necesaria la distancia que proporcionan las historias.

¿Qué conexión se puede establecer entre las metáforas y la PNL?

P. Milton Erickson, precursor de la denominada hipnosis ericksoniana y de la PNL utilizaba continuamente los cuentos terapéuticos en su proceso de ayuda a las personas y gracias a él hemos podido acceder a una depurada técnica de elaboración de cuentos hechos a medida para cada persona con resultados en muchos casos rápidos y efectivos. La PNL es otro ejemplo del uso preferente de las metáforas en sus procesos terapéuticos y numerosas herramientas de PNL tienen como base las metáforas y la hipnosis ericksoniana. Pongamos un ejemplo de herramienta de PNL: la línea del tiempo, en donde la persona, desde una sensación corporal, puede recorrer su vida pasada y acceder a determinados estados emocionales y esto en sí es una gran metáfora.

¿Hasta qué punto trabajar desde la narrativa sobre un problema puede ayudar a solucionarlo?

R. Imaginemos una clase de secundaria en donde se ha de tratar un problema de convivencia. Un camino posible sería el de reunirse con el grupo, poner los hechos sobre la mesa y aclarar las pautas y los posibles castigos a aquellos que incumplan esas normas de convivencia. Es probable que algunos alumnos entiendan el mensaje y decidan actuar en consecuencia, pero también es posible que otros se cierren de pleno a entender el mensaje. Otra forma de afrontar el hecho, por ejemplo, es utilizar un álbum ilustrado, una canción o una película y debatir después sobre lo que estos nos dicen, relacionándolo con el problema planteado. Posiblemente obtengamos mejores resultados de esta segunda manera.

¿Qué relación hay entre las personas y sus preferencias sobre los héroes de ficción preferidos?

P. No es por casualidad que elegimos unos héroes de ficción determinados como preferidos, ya sean de comics, películas, cuentos. Cuando los elegimos hay detrás de ellos una gran cantidad de información relacionada no solo con nuestra biografía sino con nuestro sistema familiar, con lo que tenemos, con lo que queremos y con lo que nos falta. En este análisis podemos acceder a información personal sensible que nos da pistas de qué necesitamos, de nuestros conflictos no resueltos, de nuestras aspiraciones. Cuando uno toma como personaje de ficción a Indiana Jones es posible que encontremos detrás de una primera lectura de hombre de aventuras al que le gusta el riesgo y el descubrimiento, la segunda lectura, siempre la más interesante, que nos hablaría de las relaciones con el padre, de las inseguridades, de la dificultad de socializar con un personaje realizado, etc. En los relatos y las identificaciones se ha de tener, y no podría ser de otra forma, la trayectoria vital de cada uno y ver cómo se relaciona con ese personaje de ficción, que de alguna manera nos ayuda a avanzar en nuestra vida como compañero de viaje. Por otro lado, si analizamos los cuentos clásicos podemos encontrar en ellos mucho de lo que somos. Al fin y al cabo, esos cuentos clásicos constituyen toda una metáfora de la propia existencia, son historias de crecimiento que sustituyen los ritos iniciáticos de madurez y nos hablan de los temas trascendentales del ser humano: la muerte, el amor, el sentido de la vida, el deseo…

¿Qué relación se establece entre el Viaje del Héroe de Campbell y las crisis personales y sus soluciones?

P. A fin de cuentas, la vida es tal y como la describe Josep Campbell en “El Viaje del héroe”: hay un héroe que recibe una llamada y para dirigirse hacia esa llamada ha de cruzar un umbral lleno de dudas e inseguridades y, si es capaz de superarlo, se encontrará en su camino con dragones y demonios, con gente que le ayudará con sus inseguridades. Este es el camino de la vida y en este camino hemos asumido imágenes de referencia que nos dan la pauta de cómo avanzar en el difícil y apasionante camino que nos describe la llamada, que no es ni más ni menos que la llamada hacia el crecimiento personal.

¿Seguiréis la filosofía del ciclo DIÁLOGOS DE LECTURA de Casa del Lector que busca la interacción constante, el intercambio de conocimientos y experiencias entre los asistentes, la creación de colectiva de conocimiento… para que todos ampliemos no tanto nuestros conocimientos como nuestra mirada?

R. El estar formando parte de este proyecto de la Casa del Lector no es algo que haya marcado el azar, también nosotros nos encaminamos hacia aquí para encontrarnos con personas afines, con personas que sienten y comparten el deseo de construir una comunidad de apoyo y ayuda mutua, de crecimiento conjunto que este espacio en Matadero y la red de Lectyo favorecen y garantizan.

Hasta aquí las apasionadas y luminosas reflexiones de Pablo y Rocío Antón. No sé a vosotros, pero a nosotros se nos harán larguísimas las semanas que faltan para la celebración del taller. Y, sí, hemos elegido bien la palabra “celebración” porque estamos seguros de que el encuentro será una auténtica celebración de la palabra, la lectura, la escritura y la creatividad.

Os invitamos a comentar esta entrevista aportando vuestras reflexiones, sugerencias y experiencias sobre los cuentos y las metáforas como detonante del crecimiento personal en nuestro blog.

Cuentos para crecer y hacer crecer. Transformación y crecimiento personal a través de la narrativa.

2 feb

kepa

Os esperamos en la Casa del Lector

“Cada día tiene una historia y nosotros somos las historias que vivimos, las que nos contaron, las que imaginamos, las que nos espera”

Eduardo Galeano

 

Introducción

Cuando una persona escucha un cuento examina todas las informaciones que contiene y establece una relación con su propia experiencia. De esta manera se movilizan en el oyente la búsqueda, consciente o inconsciente, para dar un sentido a los personajes, relaciones, acontecimientos o soluciones presentados. La finalidad de los cuentos es la de atraer la atención consciente de la persona y burlar sus mecanismos de defensa a fin de entrar en contacto con los recursos del inconsciente, inmensamente ricos en soluciones y posibilidades. Los cuentos nos permiten de esta manera recoger el pasado, situarnos en el presente y proyectar nuestro futuro. Desde el conocimiento de la historia que nos contamos a nosotros mismos, de la narrativa personal, tendremos la opción de mejorar nuestra vida y buscar caminos de trasformación personal.

En este seminario aprenderemos a utilizar los cuentos y las metáforas como agentes transformadores de las personas, experimentando y reflexionando  para poder compartir con alumnos, pacientes o usuarios aquello que hemos descubierto a través de las historias.

Objetivos

El objetivo principal de esta formación es dotar al docente, formador o terapeuta, de las herramientas de cambio y transformación que nos proporcionan las historias para que puedan emplearlas tanto para el desarrollo de su propia vida como en la relación de ayuda a sus alumnos o terceros en su proceso de crecimiento personal.

  • Entender qué son los cuentos, su estructura visible y la estructura invisible.
  • Introducir el concepto del viaje del héroe de Campbell.
  • Reflexionar sobre los mecanismos de funcionamiento de los cuentos en relación al inconsciente.
  • Ver las aplicaciones que tienen los cuentos en el ámbito personal y profesional.
  • Descubrir nuestra historia personal a través de los cuentos que nos contamos: la  narrativa individual.
  • Aprender a cambiar la propia historia a través del diseño de una nueva narrativa personal.
  • Descubrir las creencias y autoengaños (las propias y las de otros) cuando analizamos los cuentos.
  • Elaborar cuentos específicos para la solución de problemas concretos.
  • Aplicar todo lo anterior en nuestro trabajo como docente, formador o terapeuta.

 

Contenidos

  •  Los cuentos y su estructura visible e invisible.
  • Introducción al concepto del viaje del hombre de Campbell.
  • Los arquetipos y  patrones en los cuentos.
  • Los cuentos como herramienta de cambio y transformación.
  • Creencias y autoengaño.
  • Narrativa personal: somos historias.
  • Transformación de la historia personal a través de los cuentos.
  • Aprender formatos estructurales y protocolos para la creación de cuentos y metáforas.
  • Cómo conectar con los recursos del inconsciente a través de la narrativa.
  • Análisis de personajes, álbumes ilustrados y canciones: claves psicológicas.

 

Metodología

El seminario se desarrollará de acuerdo con las siguientes pautas:

  • Participativo: promoviendo la participación personal de cada uno de los asistentes.
  • Activo: fomentando la acción, la creación y la reflexión sobre lo propuesto y lo surgido.
  • Vivencial: desde el alma, los sentimientos y las emociones como forma de que penetre el conocimiento y se asiente en la persona.
  • Integrador: conjugando de manera fluida la teoría con la práctica.
  • Lúdico: estableciendo el juego como la base pedagógica fundamental.
  • Hacia el inconsciente: trabajando con la parte inconsciente de la persona como forma de acceder al cambio y a la sabiduría personal.
  • Con los cuentos siempre como punto de partida.

 

Ponentes

Rocío Antón, máster en promoción lectora y especialista en fomento de la lectura en el ámbito bibliotecario y escolar. Imparte desde hace años cursos y talleres de formación para mediadores de la lectura, bibliotecarios, docentes y padres, participando como ponente en diversos congresos e instituciones (Casa del Lector, CIVEL, Zecobit, Jornadas de BE, Familias Lectoras).

Colabora con el Centro Andaluz de las Letras en distintos circuitos adultos e infantiles y coordina grupos de familias lectoras, rutas literarias y clubes de lectura. Realiza, así mismo, talleres de crecimiento personal tomando como base los cuentos y las metáforas como forma de acceder al mundo del inconsciente y de las emociones. Es autora de Animar a leer en infantil y primaria, de la colección Familias Lectoras de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Es coautora del proyecto de investigación “Análisis y descripción de la producción editorial andaluza en álbumes ilustrados (1999-2006)”. Ha publicado artículos en revistas especializadas.

Pablo Antón, consultor estratégico especializado en ayudar a las organizaciones a crear valor. Realizó estudios de Morfosicología, Ciencias Sensoriales, máster practitioner en Programación Neurolinguística (PNL), máster en Coaching con PNL, Constelaciones Familiares y Grafología. En la actualidad es director de Ancor Retail, una consultoría estratégica que basa su actividad en el profundo conocimiento de las personas y de sus necesidades.

En su trabajo relacionado con el acompañamiento a las personas en su proceso de desarrollo personal y profesional, presta especial atención a todas aquellas informaciones y actuaciones que se estructuran en la base inconsciente de la persona, que a fin de cuentas es donde residen gran parte de los recursos necesarios para avanzar en su vida de forma positiva, superando los obstáculos necesarios para su crecimiento.

Concibe a la persona como parte de un sistema vivo que se inicia en el sistema familiar y se inserta en los distintos subsistemas de su entorno (profesional, vocacional, ciudad, país, educativo…), que se ven afectados entre sí de tal forma que cada uno de los sistemas, o partes de ellos, afecta al resto en un bucle sin fin de interdependencias. Aplicando esta mirada sistémica a su trabajo consigue incidir desde lo general a lo particular, haciendo que los resultados sean más profundos y duraderos que si interviniéramos en una parte aislada del problema o de la situación.

Destinatarios

Este seminario va dirigido a todas aquellos que tengan la responsabilidad y la oportunidad de favorecer el crecimiento de otras personas en su trabajo diario: ayudando a que estas tomen el mando de su vida, descubran las creencias limitantes que le impiden un camino de realización personal y se enfrenten a sus mentiras personales que, a base de repetir, esconden la posibilidad real de mejora. Es decir, docentes, educadores en general, cuentacuentos, bibliotecarios, monitores de tiempo libre, asistentes sociales, terapeutas, psicólogos, coachers, escritores y cualquier persona en su proceso de crecimiento personal.

Desde la simplicidad de la metodología, los cuentos se perfilan como una poderosa herramienta de autoayuda, o como eficaz herramienta para cualquier persona que se encuentre en el ámbito de la formación o de la ayuda a otros.

Duración, fechas y horarios

12 horas

27 y 28 de febrero de 2015

Viernes:16:30 a 20:30 h

Sábado: 11:00 a 14:30 h y  16:00 a 20:30 h

Lugar de celebración

Casa del Lector

P.º de la Chopera, 10

28045 – Madrid

Materiales y recursos

Se consultarán diversas páginas web, se leerán cuentos y visionarán vídeos, trataremos de sorprender al inconsciente. En cualquier caso será un taller principalmente vivencial y los asistentes se  llevarán la información “incorporada”.

Evaluación

Criterios de evaluación

  • Porcentaje de asistencia mínima al curso (80 % de las sesiones).
  • Evaluación continua a través de la participación, coloquios y debates sobre los temas propuestos.
  • Evaluación final de una propuesta concreta sobre alguno de los temas abordados.

 

Certificación

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez certificará la asistencia y aprovechamiento del curso.

Precio60 euros  

Inscripciones hasta el 21 de febrero

http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=1908

Lectura hospitalaria: la literatura como trinchera

9 ene

Libros refugio Sublima Comunicación533878_384372378262223_195805243785605_1220264_257116628_nHe comenzado el año entrando y saliendo del hospital. La sala de urgencias, abarrotada a cualquier hora, está poblada de personas enfermas y angustiadas que anhelan una información y atención que tarda más de lo deseado. Yo soy una de esas personas, pero tengo en mi pesado bolso un valioso remedio que me permitirá sobrellevar la espera sin desesperar: libros.

Son textos escogidos con prisa y que tenía pendientes por una u otra causa: “José Mª Hinojosa: Entre dos luces” sobre el poeta malagueño de la Generación del 27, “Donde se guardan los libros” , de Jesús Marchamalo, un recorrido por las bibliotecas de distintos escritores que me ha permitido desde las páginas poner en práctica una de mis aficiones favoritas: curiosear en las estanterías ajenas, y un tercer libro , “Al sur de la Alameda: Diario de una toma”, novela juvenil ilustrada que causa furor en las redes lectoras y que trata de la revuelta estudiantil chilena del 2006, obra que me ha sorprendido por su frescura y la fuerza de sus imágenes.

Al margen de la diversidad temática y estilística, todos y cada uno de ellos han cumplido a la perfección con su cometido: protegerme contra la realidad. Las páginas me han servido de trinchera y me han puesto a salvo durante unas horas de mi propia angustia y del sufrimiento ( y  los gritos y la mala educación en algún caso) de las gentes que me rodean. Los tiempos de espera se diluyen y se funden con el tiempo marcado por las páginas y descubro casi con sorpresa que es de nuevo la hora de visita.

Frente al indiscutible valor de la ficción para situarnos ante la propia realidad, valoro en estos días la posibilidad que me brinda la literatura de escapar de un presente doloroso con una eficacia que solo puedo comparar a la compañía de aquellos que me quieren. Los libros me han protegido del ruido externo y del ruido de mis propios pensamientos, me han acogido entre sus páginas y me han hecho sentir segura por un rato. La estructura ordenada de las narraciones han roto con el caos que me cerca y he conseguido sin habérmelo propuesto recuperar el placer de la lectura en papel, sin enlaces, sin información desplegable ni distracciones de ningún tipo, una lectura marcada por las palabras, organizadas en líneas, párrafos y capítulos que mantienen su estructura inmutables. También esa firmeza me ha ayudado a ponerme a salvo.

Sí, estoy convencida, la literatura nos protege.

Mis deseos de felicidad

28 dic

 

Aunque con retraso una vez más  no me resisto a mandaros esta felicitación que me llega de manos de un gran amigo y lector , con mis mejores deseos para este 2015 que está a punto de llegar. Un abrazo y gracias por compartir este espacio conmigo.Navidad- Kepa2015-page-001

Versos para leer y mirar : libros de poesía ilustrados

8 dic

DSCN4087

Los tienes en las manos y los acaricias de forma instintiva. Los abres porque es imposible no hacerlo, te seducen desde las cubiertas con sus colores y sus títulos, te asombran desde las páginas con sus juegos de palabras y sus ilustraciones: son libros de poesía ilustradas que suman a los versos la riqueza de sus imágenes.

Si la poesía es el juego del lenguaje, estos libros de poemas  hacen guiños al lector también desde las ilustraciones permitiendo incorporarse a la lectura incluso a los más pequeños, en ese juego de mirar y adivinar que proponen.

“La ruleta de los colores” es un potente reclamo para los chicos que participan observando y asociando colores y objetos, versos a ritmo de cariño y arcoíris.

El humor de la mano de Guridi y Mar Benegas lo encontramos en “A lo bestia” donde el trazo sencillo de la ilustración no resta ni un ápice de expresividad a las propuestas poéticas siempre sorprendentes de Mar Benegas.

En “La historia extravagante de Hipo y Gavante”, un abecedario poético que cuenta una divertida historia de amistad entre un hipopótamo y un bogavante, la simbiosis existente entre el juego de adivinación que propone el texto y la imagen es tal que en la ilustración está la clave para contestar correctamente.

Para lectores adolescentes que sigan manteniendo la mirada asombrada contamos con la colección de poesía de “El jineta azul”, un auténtico catálogo de poemas visuales que duplican en cada página los versos: versos para leer y versos para mirar.

Desde Málaga nos llega la “Colección Caracol” publicada por la Diputación Provincial y dirigida por Antonio Gómez Yebra. Cada poemario está escrito e ilustrado por un autor diferente dando lugar a un catálogo muy rico en propuestas estéticas y poéticas.

No resulta fácil que Federico García Lorca nos siga sorprendiendo, y sin embargo, la editorial Kalandraka lo consigue con “12 poemas de Lorca” ilustrados con exquisita sensibilidad por Gabriel Pacheco que nos muestra un poeta distinto, que se pinta de azul y de vida y que regala al lector en cada página una nueva mirada sobre los versos de siempre.

“El libro de las nanas” es una vuelta a la cuna, al regazo y al mimo con canciones mil veces escuchadas y a las que Noemí Villamouza añade un toque de ternura que solo ella podría conseguir.

De la dulzura de las ilustraciones de Noemí pasamos a la propuesta geométrica de Enrique Quevedo en “La hora de los relojes”. Los versos de Fran Nuño, cercanos y risueños, se miran en las imágenes llenas de color en este libro tan cuidadosamente editado por Factoría K.

“100 greguerías ilustradas” consigue plasmar el espíritu lúdico y humorístico del que presumió siempre Ramón Gómez de la Serna, de la misma manera que “El libro de las preguntas” de Pablo Neruda gana, y mucho, con las ilustraciones de Isidro Ferrer, ambos de Media Vaca.

Para jugar con los más pequeños, la colección “De la cuna a la Luna” con textos de Antonio Rubio ideada, según nos dice el propio autor, “para educar el ojo y endulzar el oído”. Versos musicales, pensados para ser leídos en voz alta e ilustraciones sencillas que permiten la identificación y facilitan la participación desde los primeros años.

También para los chiquitines “Las diez gallinas” de Edelvives es una baza segura a la hora de compartir el juego de la rima.

Hay más, muchos más, pero estos a los que nombro me acompañan en mi maleta en los últimos meses y es mi forma de darle las gracias.



 

El placer de lo prohibido

15 oct

Terrorlibros318714_297355120380436_251319593_nCon el inicio del otoño repito el viejo ritual de ordenar los libros de cara al nuevo curso. Descubrí hace tiempo que mis libros tienen vida propia y que se recolocan cada año en lugares diferentes atendiendo a criterios de afinidades que olvido con frecuencia. Me alegra que así sea porque esta rutina estacional me sirve para hacer un repaso del año y descubrir algún volumen cuyo recuerdo me reconforta.

Hay libros que son descartados y enviados a donde puedan ser útiles y otros simplemente se reubican en otros espacios. Este año he reunido en una sección sentimental mis libros prohibidos, aquellos leídos a deshoras bajo las sábanas, camuflados con un forro de revista para evitar indiscreciones (¡qué tiempos aquellos!) o robados de las estanterías de mis padres o hermanos mayores. Como podéis imaginar, a estas alturas de la vida no hay nada que me esté vetado ni nadie que me pueda vetar las lecturas, pero esa sección de libros leídos a una edad impropia me ha hecho reflexionar sobre la eficacia de la “prohibición” en el fomento de la lectura.

Al fin y al cabo, animar a leer es un proceso de seducción. No se trata de imponer, sino de despertar el deseo, la curiosidad por descubrir lo que se esconde tras una portada o un título. A menudo nuestra insistencia o excesivo entusiasmo sobre la bondad de un libro produce un efecto contrario al deseado. Me contaba una vieja amiga, profesora de primaria durante muchos años, que siempre llevaba tres libros a su clase: hablaba sobre los dos primeros y hacía caso omiso a las preguntas que le hacían los pequeños sobre el tercero. Un día descubrió con satisfacción que sus alumnos se colaban en la clase durante el recreo para descubrir el título de ese tercer volumen que ella había ocultado con clara intención provocadora. ¡Su estrategia había funcionado!.

Prohibir funciona, funciona en las bibliotecas cuando un niño se acerca con su madre a que le aconsejes y le muestras un título con el comentario de que “es para más mayores”, desatando en ese momento un deseo irrefrenable de leerlo. Funciona cuando tu hermano mayor te dice lo mismo respecto a una de sus lecturas y te dedicas a espiar dónde deja el libro para adentrarte con un placentero sentimiento de culpa entre sus páginas. Funciona cuando te quitan un libro de las manos diciéndote que no lo vas a entender…funciona, y quizá no lo entiendas o no entiendas todo lo que esa lectura puede ofrecer a unos ojos más adultos, pero funciona como estrategia, convierte el libro en un objeto de deseo , en algo por lo que es necesario luchar.

Descubrí en mi diario adolescente la discusión con mis padres sobre si autorizarme o no la lectura de “La vida sale al encuentro” de José L. Martín Vigil, un libro muy inocente en la distancia, que estaba leyendo en ese momento mi hermana mayor. Quizá era muy niña para leerlo pero a pesar de todo me dieron el visto bueno cuando yo, por supuesto, hacía tiempo que lo había terminado.

No digo que haya que prohibir la lectura, pensemos en la situación tan terrible de esos países en los que los libros están sometidos a censuras o incluso descartados para la población femenina. La lectura ha de ser una actividad libre y estoy convencida de que la mejor estrategia es contagiar el propio entusiasmo, pero si esto no funciona quizá debamos recordar nuestras lecturas a escondidas, con el oído alerta y la estimulante sensación de estar saltándonos las normas.

Como nos dice Gustavo Martín Garzo:Las palabras de la literatura tienen que ver con el silencio, con lo que se guarda y tal vez hay que robar, nunca con lo que nos ofrecen a gritos, y mucho menos a la luz del día, donde todos puedan vernos.”

Seduzcamos, contagiemos, prohibamos…en la lectura como en el amor, todo vale.

En el regazo de un libro: fomento de la lectura en los hogares

1 sep

 domingo lector_Jill Murphy
Este taller lleva en mi maleta muchos años consciente de que la implicación de las familias en el crecimiento lector de sus hijos no es una opción, es una necesidad.

Aquí encontraréis una presentación con los contenidos y objetivos del taller.

Ver para leer: el álbum ilustrado

1 sep

Historias para comérselas

1 sep

Mitos con arte

1 sep

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 873 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: