Lectura y TIC: alianza en equilibrio

20 abr

leer ticHace tiempo que quedaron atrás las polémicas sobre si la lectura en pantalla era o no lectura; está claro que el hecho lector  no depende del soporte en que  se realice y nadie discute a estas alturas un concepto de  lectura amplio  que trasciende los límites del libro físico . Las TICs  y los nuevos dispositivos han revolucionado el mundo , no solo  la lectura , y se han convertido en un elemento indispensable en la educación y en la vida.

En el XI Encuentro Provincial de BE de Málaga se reflexionó ampliamente sobre la necesidad de establecer alianzas entre los responsables de las BE y los del proyecto TIC del centro ya que no se concibe la labor de la BE sin la utilización de las mismas; a menudo el responsable de la BE no tiene los conocimientos necesarios para rentabilizar las posibilidades de la red y necesita una colaboración efectiva y planificada de un experto dentro del horario lectivo. Me entusiasmó el concepto de “pareja pedagógica” para hacer referencia al trabajo conjunto de los responsables del CRP  y de las  TIC dando respuesta a necesidades concretas de la biblioteca y buscando la autonomía y formación del profesor bibliotecario.

Los que trabajamos en este mundo de la dinamización lectora así como  los responsables de las BE sabemos el carácter imprescindible de las redes sociales y los blogs para acercar la lectura a los más jóvenes. Estos se sienten cómodos en esos medios, los manejan con soltura y reciben con complacencia todo lo que les llega por ese medio. Su conocimiento del mismo favorece el que se conviertan en protagonistas de las actividades lectoras y los nuevos dispositivos acercan con eficacia a los alumnos los comentarios, novedades y reseñas que se producen en la red.

En esta línea, el CEIP Victoria Kent de Málaga propone una celebración del Día del Libro 2.0 : rutas literarias creadas con google maps, actividades con códigos QR , recomendaciones de libros en vídeo, fotos y comentarios en el blog con escenas de lectura y video poemas realizados por los alumnos. Una magnífica idea que sin embargo me hizo añorar otras épocas  en las que el libro impreso era el protagonista.

No se asusten, no estoy planteando un viaje en el tiempo en el que no exista la lectura en pantallas, simplemente quiero provocar la reflexión desapasionada y crítica sobre lo que las tecnologías y la lectura en los nuevos dispositivos nos aportan . Está demostrado que la uniformidad de la pantalla dificulta la memoria visual y la fijación de conceptos y que las posibilidades del hipertexto hacen que nuestras forma de leer sea mucho menos profunda . La red facilita la dispersión y hemos de defendernos frente a sus cantos de sirena para no dejar que nuestro rumbo se desvíe. Compaginar la lectura desplegable con la lectura lineal de un texto impreso me parece la solución más acertada, educar a los jóvenes para que se muevan con criterio  dentro del universo virtual, un deber inexcusable.

Confieso que a menudo, después de una intensa jornada frente al ordenador, contemplo desolada como crece mi carpeta de asuntos pendientes de leer (  leer de verdad, interiorizando, reflexionando, sacando conclusiones ) y me pregunto si no hubiera sido mejor haber dedicado las horas a la lectura reposada y sólida de un buen libro. Hoy me he asomado a muchas ventanas y siento que ninguna me ha dado el cobijo de las páginas…discúlpenme, la lluvia me ha revuelto la nostalgia.

Construyendo lectores : familia y escuela

12 mar

monica familiaConfieso que este año recibí con enorme entusiasmo el hecho de que se hubiera implantado el programa de “Familias Lectoras” en muchos centros de enseñanza de Andalucía. Me gustaba que ese proyecto, que se inició en el “Congreso de Familias Lectoras” en Granada y al que se le dio continuidad con la “Colección Familias Lectoras”, se plasmara en actuaciones concretas en las que familia y escuela caminaran de la mano.

El hecho de darle existencia formal al programa era necesario; por un lado porque es una manera de reconocer oficialmente el esfuerzo de muchos docentes que se implican más allá de sus horarios y obligaciones en fomentar el hábito lector, por otro porque esa formalidad permite una mínima dotación de fondos para acciones formativas y porque contribuye a la creación de una comunidad que intercambia material, comparte experiencias y se siente acompañada virtualmente en las plataformas de BECREA.

Un elemento innovador  que dota al proyecto de una enorme fuerza es la participación en un plano de igualdad de familias y docentes. Las acciones formativas se abrieron desde el primer momento a la participación de las familias. Aprender y hacerlo juntos con el objetivo común de fomentar el placer de la lectura entre los más jóvenes: encuentros con autores, talleres, narraciones  y representaciones teatrales en los que familias y docentes puedan asistir como compañeros.

Es cierto que será el centro escolar el que marque en un primer momento las actuaciones y que es responsabilidad de los docentes concienciar, informar y formar a esos padres que se enfrentan a la tarea , en el mejor de los casos, con mucha ilusión y pocos recursos. Pero a medida que estas familias crezcan y se impliquen debemos darle mayor autonomía y participación  en las actividades que se organicen en la BE alentando  las iniciativas que nos propongan de forma espontánea y contando, como elemento imprescindible en esta andadura, con los abuelos.

Si hay un punto en el que tenemos que insistir es en el carácter placentero de esa lectura en familia, desligarlo de esas otras lecturas obligatoria que los chicos tendrán que hacer en la casa como refuerzo a las tareas escolares y en las que también tendrán que acompañarlos como padres. El contrato lector, bien intencionado en cuanto al compromiso, puede dar lugar a confusión y provocar justo el efecto contrario del que se pretendemos. Recuerdo una madre que me comentaba orgullosa que no dejaba que su hijo se durmiera “sin que hubiera leído al menos  una hora, aunque estemos dando cabezadas”…errores como el de esta bienintencionada y sufridora  madre son los que debemos evitar dejando muy claro que nuestro compromiso habrá de ser con el placer y los  afectos utilizando el libro como excusa.

Leer y hacerlo juntos, divertirnos, comentar nuestras impresiones y sentir que el premio, el mejor premio, es el de la lectura compartida.

Os dejo el enlace a uno del blog “La manzana lectora” en el que las buenas ideas y el entusiasmo están comenzando a dar su fruto.

Crónica sentimental : “Palabras del corazón al viento”

26 feb

Grupo con KepaLos que me conocen saben que puedo resultar excesiva, que a veces el entusiasmo me desborda y lo que cuento no parece real, así que he dejado transcurrir un par de días para que las emociones reposen y poder ser mínimamente objetiva en la valoración del taller “Palabras poéticas del corazón al viento”, pero ya no puedo aplazar ni un minuto más el agradecer a todos las horas compartidos en la Casa del Lector.

Este ha sido un taller especial desde el principio: por ser en la Casa del Lector de la FGSR, una institución de la que he bebido profesionalmente desde mis inicios en este mundo de la promoción lectora y de la que seguro seguiré aprendiendo mucho, muchísimo; por la generosidad y libertad de la propuesta que me ha permitido hacer un taller a la medida de mis deseos y porque me he sentido acompañada y estimulada a lo largo de todo el proceso de elaboración….Kepa, va por ti.

El grupo resultó una mezcla deliciosa: estudiantes de magisterio y post grado, responsables de bibliotecas públicas y escolares, maestros, una editora. Complejo en un principio, especialmente por la juventud de muchos de los participantes que me hizo temer que todo un abismo generacional se abriera entre nosotros y no lográramos encontrar un punto de encuentro….tiempo desperdiciado en temer lo que no ocurrió, sino por el contrario, resultó un estímulo extra que enriqueció la experiencia especialmente con las aportaciones de los más jóvenes.

Quería que fuera un taller participativo y así resultó. De las mochilas surgían libros para compartir, de las bocas experiencias realizadas en los centros, en las bibliotecas; de los corazones, la necesidad de comunicar ideas, reflexiones, entusiasmos.

Nombrar a un poeta favorito y descubrir que tenía en mis manos sus versos, abrir un libro y tener la suerte de que la editora nos acompañara y contara la génesis de “Sirenas”,  un hermoso poema ilustrado cuyo autor es el inolvidable Ángel González. Mostrar entusiasmada un título de la editorial Jinete Azul y ver que otros hermanos de la colección habían decidido acompañarnos a la sesión escapándose del bolso de una de las asistentes. Hablar de Raúl Vacas y que su Abecédiario se abriera ante nuestros ojos, pedir que leyeran un poema y descubrir que no hacía falta, que los versos salían frescos, espontáneos , como salen los poemas que sabemos de memoria….así una tras otra, las casualidades se sucedían convenciéndome de que había lazos invisibles que nos hacían caminar por los mismos senderos.

Confieso que esos estudiantes de magisterio, tan implicados y vivos, me tenían entusiasmada. Sabían y aportaban experiencias, tenían ganas de descubrir, disfrutaban con cada ejercicio…Músicas, actividades, ritmo ( gracias, tendré que meter algún compás en mis próximos talleres), fueron propuestas suyas que seguro incorporaré a mi maleta de recursos.

Y los poetas, esos poetas que comenzaron titubeantes, con miedo, que salieron a flote a través de juegos, de risas , apoyados en imágenes, en palabras , en otros versos a los que imitar. No se reconocían como tales, lo hicieron al final, quizá estimulados por esa lectura de uno de ellos (¿Juan, Álvaro?), de voz temblorosa y verso firme al que seguro veremos publicado.

Julio nos habló de Antonio Machado en el aniversario de su muerte como quien nos habla de la pérdida de un ser querido, Mercedes reflexionó en voz alta sobre el modelo de la educación y Mariaje, a la que me ha encantado ponerle rostro después de tantos años de aprender de sus actividades, nos deleitó con la creación de ese poema numérico que nos recitó con una cara de niña traviesa.

Diversificar los encuentros con la poesía, dar herramientas a los asistentes de fácil aplicación y sobre todo, descubrir la lectura de poemas como experiencia personal, casi física en algunos casos, ayudados simplemente por un texto y una voz, eran los objetivos de este encuentro. La lectura coral de poemas “como un mar en medio de Madrid” que dijo María José.

Hortensia, Esther, Jesús, Zahara, Helen y muchos otros cuyo nombre no recuerdo pero cuyos rostros, miradas y sonrisas quedarán para siempre grabadas en mi corazón, estimulándome cuando el desánimo se atreva a asomar la cabeza.

Mi deseo personal y creo que también el de la Casa del Lector es que nos sintamos partes de una comunidad amplia, implicados en la labor de mediadores en el campo de la lectura y apoyados por esa red que gana fuerza día a día  que es Lectyo, una ventana en la que seguir conectados….nos vemos allí, gracias por construir conmigo este taller hermoso ya para siempre en el recuerdo.

Releyendo a Platero

3 feb

Platero y yo

    “Leer libros en la juventud es como mirar a la luna por una rendija;   leer libros en la edad   madura     es como mirar a la luna desde el patio,y  leer libros en la ancianidad es como mirar a la luna desde una terraza abierta.Esto se debe a que la profundidad de los beneficios de la lectura varía en proporción con la profundidad de la experiencia de cada uno.”

                                                                                                    (Chan Chao. Dulces sombras soñadas)

Pertenezco a una generación que leyó “Platero” en la escuela. Mis recuerdos de la obra no iban más allá de la consabida descripción del borriquillo : “Platero es pequeño, peludo, tan blanco por fuera  …”  y de la incorporación a mi vocabulario de la palabra azabache , que me resultó sonora y sugerente.

El autor, Juan Ramón Jiménez, quedó en mi memoria como un hombre triste que decidió saltarse las reglas ortográficas, y Zenobia (con ese espíritu de solidaridad femenina que ya apuntaba en mí) como una extraordinaria mujer que vivió como tantas otras mujeres a la sombra de un hombre.

Con motivo del centenario de la publicación de “Platero y yo “ he vuelto a releerla la obra ; Platero ha crecido ante mis ojos de la misma manera en que yo he crecido como lectora en estos años. Confieso que he paseado por sus páginas con verdadero placer, por una vez sin prisas, acomodando mi paso al del borriquillo y a la placidez de la vida moguereña. Los cambios estacionales han ido sucediéndose con la naturalidad que lo hacen en el campo y he descubierto esa mirada sensible y solidaria del poeta a medida que avanzaba en mi lectura.

Juan Ramón recuerda al niño que fue y observa a los niños que se cruzan en su camino con una enorme ternura; la pobreza, la enfermedad y la injusticia a las que se enfrenta esa infancia de principios del siglo XX no le resultan indiferente y así lo refleja en muchas de sus páginas: el niño tonto, el pastor, la chiquilla de las naranjas….Toda una galería de personajes que el poeta inmortaliza haciendo reflexionar al lector actual sobre la infancia doliente.

Observa también el poeta el sufrimiento de los animales, rechaza la crueldad con el perro sarnoso, las peleas de gallos, los burros que arrastran una carga más pesada de la que sus cuerpos aguantan. Huye de las aglomeraciones y sus lugares preferidos son espacios solitarios en los que poder disfrutar de la naturaleza.

Juan Ramón nos descubre los rincones de Moguer, su tierra y su mar, sus costumbres. Sus palabras nos invitan a caminar e imaginar el paisaje que van pintando las distintas estaciones. Es una contemplación gozosa de la naturaleza y también una metáfora permanente que nos hace difícil catalogar esta novela , tan próxima a la poesía pura. No hay prisa, el poeta se detiene y nosotros con él, recorriendo las imágenes creadas con palabras hermosas, escogidas, manteniendo el asombro de los primeros años.

“Platero y yo” es una conversación del poeta consigo mismo, con sus recuerdos. Es una historia impregnada por la melancolía y salpicada con momentos de fugaz alegría que se viven con intensidad.

Juan Ramón era realmente un hombre enfermo de tristeza y Zenobia una mujer extraordinaria que se comprometió con el mundo que le tocó vivir y desarrolló una valiosísima labor de traducción junto al poeta; compartieron la actividad docente y sus figuras están irremediablemente unidas . La enfermedad marcó la vida y la obra de este autor  dotándola de una profundidad y sensibilidad extremas y la compañía y el apoyo de Zenobia permitió que su figura fueran reconocida y valorada universalmente.

Me alegra que este centenario me animara a leer de nuevo “Platero y yo”. Comienzo ilusionada  la andadura del taller “Paseando con Platero”con el que me sumo a esta celebración y a las múltiples actividades que desde la  Fundación Zenobia – Juan Ramón Jiménez  y otras instituciones se van a desarrollar a lo largo del año. No dejéis de seguirlos en facebook.

Clásicos enredados: historias de ayer y hoy

16 ene

“Yo no creo que deba volver infantiles las cosas que presento a los niños.

Yo respeto a los niños y ellos me comprenden”.

Rabindranath Tagore

He realizado el taller Clasicos enDSCN3466redados estas navidades con chicos de 8 a 10 años.Trabajamos con las versiones originales, las que nacieron alrededor de una hoguera y viajaron de boca a oído regalándose de generación en generación y tratando de los temas intemporales que atañen al ser humano. Crueles en ocasiones, como en ocasiones es cruel la vida y con una carga de enseñanza vital que no les resta ni un ápice de diversión.

No me refiero a las versiones edulcoradas que el mundo Disney ha popularizado, ni tampoco a esas otras “políticamente correctas” que la corteza de miras de algunos han intentado vendernos en los últimos tiempos; me refiero a las historias primigenias que no han sido desvirtuadas y que siguen resultando de una actualidad sorprendente como descubrimos día a día en el taller.

Niños abandonados, malvados padres, peligros acechando a los pequeños, pero también la inteligencia, la bondad y la generosidad como aliados ayudando a superar las dificultades a las que se enfrentan los protagonistas. Historias de crecimiento, iniciáticas, que permiten acceder al mundo adulto con la distancia del que se asoma a una ventana, pero al mismo tiempo, sintiéndose identificado, compartiendo miedos y tomando partido. Vivir implica  hacer elecciones, luchar para conseguir un objetivo y eso, al fin y al cabo, es lo que nos proponen estas historias.

¿Censurar?. No creo que debamos censurar, aunque sí acompañar en la lectura y provocar el diálogo con los niños para contextualizar , matizar y llegar a entender plenamente lo que esta nos plantea. La empatía, pero también el sentido de la justicia , los retos unidos a  la confianza en las propias capacidades, los enemigos y frente a ellos, los aliados; situaciones que pertenecen a la ficción pero que permiten a los pequeños caminar con seguridad en el mundo real.

Hemos recorrido las historias, inventado argumentos para justificar la poco recomendable costumbre de “comer niños”, fantaseado sobre esos personajes secundarios de los que solo sabemos el nombre pero que han crecido en las cabezas de los chicos, y preparado entrevistas para descubrir todo aquello que queríamos saber y  nunca nos contaron los protagonistas. Hemos mezclado cuentos, inventado finales y cuestionado a algunos príncipes.

Hemos reído, pensado y despertado la curiosidad, y sobre todo, hemos descubierto que esas viejas historias siguen estando tremendamente vivas.

Diálogos de primavera en la Casa del Lector

9 ene

casa del lector

¿Os animáis a empezar el año renovando la ilusión, las estrategias y las formas de acercaros a la lectura?. ¿Os apetece encontraros con otros compañeros, compartir experiencias y descubrir que somos muchos los que estamos en este proyecto ilusionante de construir una sociedad lectora?. Si es así, no dejéis de participar en los Diálogos de Primavera que propone la Casa del Lector, un proyecto formativo que crece y nos hace crecer.

Yo estoy especialmente ilusionada como responsable del taller “Palabras poéticas del corazón al viento”. ¿Me ayudáis a darle difusión?.

* Palabras poéticas del corazón al viento, impartido por Rocío Antón Cortés.

http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=1100

* Escribir en el aula, ¿por qué, para quién y cómo?, impartido por Víctor
Moreno.

http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=1103

* «Farandufábula» o cómo caminar lúdicamente desde la literatura al teatro,
impartido por José Cañas Torregrosa

http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=1104

* «Profe, eso no lo pone». Mejorar la comprensión lectora mediante
estrategias inferenciales, impartido por Juan Cruz Ripoll

http://casalector.fundaciongsr.com/story.php?id=1105

 

Deseo ilustrado

24 dic

arbol-abrazos

PARA TODOS VOSOTROS

MILES DE ABRAZOS

Y

UN SUEÑO AL ALCANCE DE LA MANO

¡¡Felíz Navidad y año 2014!!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 702 seguidores

%d personas les gusta esto: